<
>

¿Puede ser mejor la carrera de Rivers que la de Roethlisberger?

Los Angeles Chargers entregarán jerseys de Philip Rivers a sus aficionados. AP Photo

PITTSBURGH -- El quarterback de Los Angeles Chargers, Philip Rivers, tiene la oportunidad de terminar su carrera con al menos 400 touchdowns y 55,000 yardas por aire. Un gran mariscal de campo, ciertamente.

Pero un tuit reciente de Pro Football Focus sobre el lugar que ocupa Rivers entre la generación 2004 de quarterbacks, pide echar un segundo vistazo.

En una "carrera comparativa de quarterbacks" de 2006 a 2016, PFF le otorga a Rivers una promedio global de 84.6, un poco más alto que el de Ben Roethlisberger (84.2) de los Pittsburgh Steelers y muy por encima de Eli Manning (75-0) de los New York Giants.

Esto puede molestar un poco, considerando el récord de 123-60 de Roethlisberger y sus dos títulos de Super Bowl.

En el sistema de PFF, el jugador recibe una calificación de 0 a 100, basada en el análisis de cada jugada y su actuación en ella. Cada jugada se clasifica en una escala de -2 a +2. La situación del juego es parte de la ecuación y muchos ex coaches de la NFL están involucrados en el proceso de otorgar las calificaciones.

Quizá, se puede hacer un caso sólo en los números de Rivers. Roethlisberger tiene una ligera ventaja en sus 46,814 yardas por aire, comparadas con las 45,833 de Rivers. Rivers mantiene la ventaja en touchdowns, con 314, por 301 de Roethlisberger. Ambos tienen porcentaje de 64 como pasadores. Roethlisberger (quien tiene rating de pasador de 94.1 en su carrera) tiene 160 intercepciones por 156 de Rivers (94.7 de rating como pasador).

Roethlisberger ha sido dinámico en la mitad de sus años 30, promediando 302.5 yardas por juego, por 280.5 de Rivers. Rivers tiene marca de 97-79 como titular, muy por debajo del récord de Roethlisberger.

Basado en el proverbial refrán del ojo de buen cubero, Big Ben es un gran ganador. Una muestra simple de cinco evaluadores -- coaches, scouts y ex ejecutivos de la NFL -- favorece a Roethlisberger 5 a 0. El ex gerente general de los Browns, Phil Savage, dice que le gustan ambos, pero que "Ben es especial -- grande, rudo, buen jugador, ganador".

El porcentaje de triunfos de Roethlisberger, de .672, asegura su lugar en el panteón de mariscales de campo de la NFL.

"Por alguna razón, la gente es renuente a ubicarlo en ese grupo", me dijo a finales de 2015 el analista Louis Riddick. "Pero los equipos temen a muerte que les guste, como les gustan Tom (Brady) y Aaron (Rodgers). Diría que no hay una brecha y que debes ubicarlo justo ahí".

Los tres mariscales de campo del draft de 2004 deberían terminar en el Salón de la Fama. Y tienen unos años más para puntuar sus carreras, pero la calificación de PFF es, al menos, una pequeña sorpresa para aquellos que los han seguido de cerca.