<
>

Retraso en estadio permitirá a los Chargers cultivar mercado en L.A.

SAN DIEGO -- La noticia de que el dueño de Los Angeles Rams, Stan Kroenke, retrasará el proyecto para la inauguración del Inglewood Stadium hasta 2020, podría ser bienvenida como un respiro para Los Angeles Chargers.

"La construcción es nuestro negocio familiar, así que entendemos los desafíos que se presentan con un proyecto de esta magnitud", dijo el presidente de operaciones de negocios de los Chargers, A.G. Spanos, en una declaración. "En el StubHub Center estamos creando un ambiente paralelo para ver el futbol americano de la NFL y considerando que ningún otro estadio en la liga te brinda la acción tan de cerca, pensamos que los fans de los Chargers van a disfrutar nuestros tres años en Carson".

Sí, el retraso significa que los Chargers tendrán que jugar temporalmente en los confines del Stubhub Center --con capacidad para 30,000 aficionados--, casa de Los Angeles Galaxy, equipo de la MLS, en Carson, California-- por tres temporadas, en lugar de dos.

Mientras jugar en el StubHub Center no es lo ideal, se trata de instalaciones nuevas que ofrecerán a ambos, fans y jugadores, una mejor experiencia en día de juego que la que tenían en el anticuado Qualcomm Stadium.

Los Chargers están aún en el proceso de completar la construcción de las nuevas instalaciones del equipo en Costa Mesa, California. El año extra permitirá que los Chargers continúen haciendo crecer su marca en Los Ángeles, mientras permanecen cerca de la actual base de fans en Orange County y San Diego.

Después del anuncio hecho este jueves, los Chargers enviaron un email a los tenederos de boletos durante la temporada, comentándoles la demora y anunciando también que el equipo abrió una nueva oficina de boletos en el StubHub Center.

También es razonable la pregunta de si Philip Rivers podrá jugar alguna vez en el estadio nuevo. El contrato del quarterback está vigente hasta la temporada 2019, así que los Chargers deberán hacer una extensión si quieren que el veterano juegue en las nuevas instalaciones.

Rivers tendrá 38 años al inicio de la temporada 2020.