<
>

Martellus Bennett sólo quiere abrazar a su hermano Michael tras incidente policiaco

play
Las emociones sobre su hermano dominan a Bennett (0:41)

Martellus Bennett describe su reacción al ver el video de su hermano Michael Bennett esposado y sus ojos se llenan de lágrimas. (0:41)

GREEN BAY, Wis. -- Martellus Bennett escuchó de su hermano, Michael, después de lo que pasó en Las Vegas el 27 de agosto. Pero cuando Martellus vio el video por primera vez el miércoles, se disculpó de una reunión en la sala de juntas del Lambeau Field, donde los Green Bay Packers estaban preparando su juego inaugural contra los Seattle Seahawks.

"No sabía que existía un video", dijo Martellus. "Tuve que salirme de la reunión porque me eché a llorar pensando en lo que pudo pasar, lo que pudo haber sido. Estuvo muy cerca. Nunca sabes en estos días".

En una sesión de 20 minutos con los reporteros el miércoles, Martellus habló de Michael, ala defensiva de los Seattle Seahawks. Al final, había lágrimas corriendo por el rostro de Martellus cuando habló de que sólo desea darle un abrazo a su hermano cuando ambos se reúnan este fin de semana antes del juego del domingo en el Lambeau.

"Algunas veces, un abrazo es lo mejor que puedes dar", dijo Martellus con la voz quebrada. "Quiero decir, no lo sé, ¿entienden lo que quiero decir? No tengo las respuestas, sólo pienso, 'qué hubiera pasado si', ¿saben?, dos segundos más de una forma o de otra y todo sería completamente diferente. Así que, para mí, sólo estoy feliz de ver a mi hermano porque existe una posibilidad de que no pudiera verlo más".

Más temprano, el miércoles, Michael posteó un mensaje en redes sociales sobre el incidente en Las Vegas en el que acusa a la policía de usar fuerza excesiva y de apuntarle con una pistola. Escribió que los oficiales le apuntaron con armas "por hacer nada más que simplemente ser un hombre negro que se encontraba en el lugar incorrecto a la hora incorrecta" y le ordenaron tenderse en el piso.

Un video posteado por el miércoles por TMZ Sports muestra a un oficial de policía colocando unas esposas a Bennett. En un punto del video, se escucha a Bennett gritarle al oficial: "No estaba haciendo nada, hombre, estaba sentado con mis amigos, nos dijeron que saliéramos, todo el mundo corrio, ¿puede responder a mi pregunta, señor?".

Martellus dijo que recibió una llamada de su hermano pocas horas después del incidente, después de que los Packers regresaron a casa de un juego de pretemporada en Denver. Describió que Michael estaba "histérico" durante la llamada y que sólo trató de calmarlo.

"Michael está bien", dijo Martellus. "Los primeros dos días fueron realmente difíciles, pero pienso que va bien, tiene mucho apoyo, muchos buenos amigos, él está bien".

Martellus dijo que apoyó a su hermano en su decisión de hacer público el incidente.

"Estoy muy orgulloso de Michael y de la forma en la que manejó esto. Mucha gente le dijo que no dijera nada, podría ser una distracción. No necesitas decir nada, estás vivo, lo superaste, para qué contar tu historia. Para mí, es la forma incorrecta de manejarlo. Pienso que su carta fue elocuente. Tienes que empatizar con el lado de la historia que él está contando, lo que le sucedió", dijo Martellus.

El mes pasado, Martellus le ofreció apoyo a Michael en su decisión de no permanecer de pie durante el himno nacional, aunque él no lo ha hecho. En lugar de eso, Martellus dio a conocer su propio cartón político el mes pasado y sus propias declaraciones sobre la sociedad y las relaciones raciales.

Dijo que no tiene planeada ninguna protesta en el himno durante la Semana 1.

"Me gusta hablar a través de mi arte, mis palabras y cosas como ésas", dijo Martellus. "No me sorprendería si dibujo otro cartón político, o alguna mier..., algo como eso, no lo sé en este momento. Soy un tipo más de lo que ocurra en el momento".

Se espera que la mayor parte de la familia Bennett esté en Green Bay este fin de semana para el juego entre Packers y Seahawks y Martellus dijo que es el tiempo perfecto, porque sólo ha hablado con su hermano desde el incidente en Las Vegas y no se han visto.

"La vida y las temporadas se van muy rápido", dijo. "No pasas el tiempo suficiente con la familia, así que es muy bueno tener a tanta familia de visita este fin de semana, poder verlos, tener una cena y hablar con él de cosas diferentes y después salir al terreno de juego y tratar de patearle el trasero".