NFL Equipos
Rafael Zamorano 71d

Deshaun Watson de los Texans es el Coloso de la Semana 4

La jornada dominical de la Semana 4 nos regaló varias actuaciones espectaculares de dónde elegir al más destacado, pero lo conseguido por el duodécimo recluta global del pasado no tuvo competencia en la actual fecha.

DESHAUN WATSON, QUARTERBACK, HOUSTON TEXANS

Es difícil cuantificar exactamente cuánto ganaron los Texans en el momento en que decidieron entregarle a Watson las llaves de la ofensiva después de solamente dos periodos de titularidad para el veterano Tom Savage, pero es claro que ganaron bastante.

Con Watson jalando los hilos de la ofensiva, los Texans no solamente dieron un golpe de autoridad en la AFC Sur este domingo frente a un rival divisional del que se esperan muchas cosas, una paliza de 57-14 sobre los Tennessee Titans, sino lo hicieron al tiempo que reescribieron un poco de historia para el club.

Al arrollar a Tennessee, los Texans anotaron la mayor cantidad de puntos en un partido en la historia de la franquicia, divididos 30 puntos en la primera mitad y 27 en la segunda. Previamente, el club había anotado 27 puntos o más en una mitad solamente seis veces en la historia del equipo.

Por si fuera poco, Watson --quien completó 25 de 34 envíos para 283 yardas con cuatro pases de touchdown y una intercepción, además de cuatro acarreos para 24 yardas y otro touchdown-- inscribió su nombre junto a algunos de los más grandes que han participado en este deporte.

De acuerdo al Elías Sports Bureau, Watson es apenas el tercer novato en la historia de la NFL con cuatro pases de touchdown y una anotación terrestre en un juego, uniéndose a Charlie Conerly (1948) y al miembro del Salón de la Fama, Fran Tarkenton (1961).

Según ESPN Stats & Information, Watson consiguió un Total QBR de 98.1, el más alto para un partido en lo que va de la campaña, y también el más alto para un novato desde que Russell Wilson marcara un 99.3 en la Semana 15 de la campaña del 2012.

Si Watson es capaz de jugar así en apenas su tercer inicio de por vida --sin olvidar que se encuentra respaldado por una defensiva de primer nivel como la que posee Houston-- es difícil tratar de predecir hasta dónde pueden llegar los Texans cuando Watson empiece a madurar como pasador al siguiente nivel.

Por si fuera poco, Watson se ganó los titulares en la semana previa al duelo contra Tennessee por las razones correctas: donó su primer cheque de juego como profesional a tres empleadas de la cafetería del club que se vieron afectadas por el Huracán Harvey hace algunas semanas en Houston.

Más novatos como Watson, por favor.

MENCIONES HONORÍFICAS

Le'Veon Bell, RB, Pittsburgh Steelers. Tardó en sacudirse el óxido de un largo boicot a las actividades de pretemporada de los Steelers, pero podemos afirmar oficialmente que Bell está de regreso. Con una actuación de 35 acarreos para 144 yardas y dos touchdowns, Bell literalmente le pasó por encima a los Baltimore Ravens en un crítico triunfo divisional por 26-9 en lo que hasta hace no mucho era la mejor rivalidad de la liga. Es cierto, los Ravens no son lo que solían ser, pero la afición de Pittsburgh respira tranquila a sabiendas que Bell sí lo es. De acuerdo a números de ESPN Stats & Information, los Steelers mejoraron su registro a 23-3 cuando Bell lleva el balón en al menos 20 ocasiones, un contraste bastante claro a la marca de 10-15 cuando no acarrea el ovoide en al menos dos decenas de oportunidades.

Andy Dalton, QB, Cincinnati Bengals. Después de dar una cátedra sobre cómo no jugar la posición de mariscal de campo en la NFL en la Semana 1, Dalton se redimió ante una diezmada defensiva de los Cleveland Browns con cuatro pases de anotación sin intercepción como parte de una actuación que también incluyó 25 pases completos de 30 intentos en un triunfo holgado de 31-7. Para Dalton, fue el cuarto partido en su carrera con al menos cuatro pases de touchdown, pero apenas el primero desde el 2013, de acuerdo a ESPN Stats & Information. La marca de la franquicia para este tipo de juegos es de cinco, compartida por Carson Palmer y Boomer Esiason. Ya le debía una actuación de este calibre a los fanáticos de los Bengals.

Bilal Powell y Elijah McGuire, RBs, New York Jets. Los Jets requirieron el tiempo suplementario para superar a los Jacksonville Jaguars por 23-20 este domingo, pero nadie puede decir que los corredores no aportaron lo suyo. Con 21 acarreos para 163 yardas, incluyendo una escapada de touchdown de 75 yardas para Powell, y 10 acarreos para 93 yardas incluyendo una escapada de anotación de 69 yardas para McGuire, los neoyorquinos pudieron rescatar un juego en que el mariscal de campo Josh McCown soltó el ovoide tres veces aparte de lanzar una intercepción.

Jameis Winston, QB, Tampa Bay Buccaneers. Finalmente, Winston entregó un partido de destape que, quienes anunciamos a los Bucs como uno de los potenciales caballos negros de la campaña, esperábamos. Winston completó 22 de 38 envíos para 332 yardas con tres touchdowns sin intercepciones en la victoria por 25-23 sobre los New York Giants. De paso, se acercó a una notable marca de franquicia: según ESPN Stats & Information, Winston sumó su sexto partido de por vida con tres envíos anotadores, colocándose a solamente dos del líder histórico de los Bucs, Brad Johnson.

^ Al Inicio ^