NFL Equipos
Ivis Aburto | ESPN Digital 19d

Alex Smith usa las piernas -además del brazo- para comprar tiempo valioso

Alex Smith encontró la forma para contrarrestar la fuerte presión que sufrió el lunes por la noche, no con su brazo sino con las piernas.

El quarterback de los Kansas City Chiefs trabajó bajo el asedio de la línea defensiva de los Washington Redskins prácticamente durante todo el encuentro, pero una vez que encontró la forma de escapar de la presión, supo cómo hacer daño corriendo y lanzando el ovoide.

Smith terminó como el segundo corredor de los Chiefs ante los Redskins con 56 yardas por la vía terrestre en siete acarreos y un touchdown, detrás de las 101 yardas que sumó el novato Kareem Hunt.

Lo importante de la habilidad para correr de Smith no es el total de yardas que acumuló –37 de ellas fueron en un solo acarreo en el segundo cuarto—sino el tiempo que compró con las piernas y que le ayudó a conectarse con sus receptores.

La presión de los Redskins fue incesante de principio a fin y así lograron cerrarle varios espacios a Smith, quien intentó sin éxito, particularmente en el primer cuarto, ejecutar esas jugadas de engaño con formaciones especiales con hasta cuatro jugadores en el backfield, pero para las que Washington estuvo bien preparado.

Los Redskins colpasaron en varios momentos la bolsa de protección de los Chiefs, que sufrieron la ausencia del guardia derecho Laurent Duvernay-Tardif, quien dejó el partido por una lesión en la rodilla izquierda en el primer cuarto.

Los frontales defensivos de Washington prácticamente llegaban corriendo al backfield de Kansas City, pero en el segundo medio, Smith encontró la forma de escapar de la agresividad de los Redskins con roll outs con los que encontraba libres la zona de las bandas.

La acción que mejor ejemplifica la amenaza que Smith es cuando corre con el ovoide –recurso que utiliza con notable éxito desde 2015—se dio en un momento clave del encuentro.

En el último cuarto y con la pizarra empatada 20-20, los Chiefs estaban en la yarda 29 de su territorio en segunda y seis. Los Redskins presionaron, llegaron rápido por ambos extremos y Smith dio un paso hacia atrás y giró para correr al lado derecho para lanzar sobre la carrera y conectarse con Albert Wilson en pase de 37 yardas que puso el ovoide en la yarda 34 de Washington.

Cuatro jugadas más tarde, el novato Harrison Butker conectó el gol de campo de 43 yardas con el que prácticamente dio el triunfo a los Chiefs.

En su faceta como pasador, Smith completó el 79 por ciento de sus envíos (27 de 37) para 293 yardas, un touchdown y rating de 104.9.

En 2017, la precisión con el brazo es una cualidad notable en Smith, quien se ha convertido en una doble o hasta triple amenaza para las defensivas rivales gracias a su habilidad para correr y lanzar con eficiencia sobre la carrera.

^ Al Inicio ^