NFL Equipos
Sarah Barshop 15d

¿Cómo ha mejorado Deshaun Watson a los Houston Texans?

HOUSTON -- En los últimos dos partidos, el novato mariscal de campo Deshaun Watson no sólo ha proporcionado a los Houston Texans un juego aéreo con el que no contaban en mucho tiempo, sino que esto ha 'afectado' a todo el equipo.

Inclusive al entrenador en jefe.

"Todos me preguntan... ¿cómo es que aprende? Es lo mismo para mi", comentó Bill O'Brien. "¿Qué estoy aprendiendo sobre entrenarlo? ¿Cómo es que Sean Ryan [entrenador de mariscales de campo] se está adaptando? Ese es el tipo de jugador que es... es muy divertido entrenarlo porque hay mucha interacción positiva en las reuniones.

"Creo que hay una correlación entre los buenos jugadores y los buenos entrenadores".

En los juegos más recientes, han anotado 90 puntos --76 a la ofensiva-- ante los Tennessee Titans y el descalabro por tres unidades ante los New England Patriots.

Watson no sólo ha mejorado la ofensiva por pase sino que también ha impulsado al resto del equipo, potencializando a la defensiva y a la línea ofensiva. Watson cansa a los rivales, al tiempo que su contraparte, una de las mejores en la liga, recibe descanso.

"Creo que cada vez que cuentas con un mariscal de campo que juega de esa forma, le da a todos una inyección en el brazo, un poco de ímpetu, algo de confianza", comentó Ryan.

"Cambia el juego y mueve las cosas. Definitivamente logró eso el domingo y debemos construir alrededor de ello".

Ofensiva por pase

En 2016, los Texans movieron bien el balón por tierra pero sufrieron con los mariscales de campo Brock Osweiler y Tom Savage. Watson sólo se ha perdido nueve series en lo que va del 2017. Savage inició como titular pero fue enviado a la banca al medio tiempo de la derrota en la Semana 1 ante los Jacksonville Jaguars. Volvió a jugar cuando el juego ya estaba definido en la Semana 4.

Watson promedia 2.46 puntos cada vez que aparece en el campo (y 5.3 yardas por jugada) comparado con los 0.33 puntos (1.6 yardas por jugada) que generó Savage, de acuerdo con ESPN Stats&Info. El egresado de Clemson tiene 7.1 yardas por intento de pase y el veterano 4.8.

"Sé que si logro abrirme, él pondrá el balón en el punto exacto", comentó el receptor Bruce Ellington. "Consigue que mi trabajo sea más fácil cuando sé que el balón va a llegar adonde debe y yo sólo debo hacer un movimiento tras la recepción".

Contra los Titans, los Texans ejecutaron la read-option con Watson, algo que DeAndre Hopkins dijo que no había visto desde que estaba en Clemson y es algo a lo que no están acostumbradas las defensivas de la NFL.

"Me siento como un novato", apuntó Hopkins con una sonrisa. "Tienes a alguien como Deshaun que está haciendo cosas que no disfrutaba desde colegial y logra escaparse cuando una jugada parece que está muerta. Es bueno saber que cuentas con alguien que no se dará por vencido. Es la misma ofensiva, pero, a pesar de ello, debemos hace rlas cosas lo mejor posible".

Además de ampliar el libro de jugadas y esquemas, particularmente por tierra, sus piernas han demostrado ser algo valioso al extender las jugadas. La franquicia nunca ha contado con alguien de esas características, particularmente si lo comparamos con Osweiler y Savage.

Watson dejó eso en evidencia cuando se escapó 49 yardas durante la victoria en la Semana 2 ante los Cincinnati Bengals. Fue el acarreo más largo para anotación de un quarterback en la historia de la franquicia: salió de la bolsa de protección para llegar hasta las diagonales.

"Siempre que cuentes con un mariscal de campo que puede hacer jugadas fuera de la bolsa de protección, definitivamente te da una nueva dimensión y eso es difícil de defender", reconoció O'Brien. "Ahora, los rivales buscarán maneras de mantenerlo dentro de la misma y tengo mucha confianza en que hará un buen papel en esa situación. Su habilidad para extender las jugadas nos ha ayudado".

Tampoco es como que todas las jugadas terminarán con Watson en la zona de anotación, pero algunas sí lo harán en manos de los receptores, quienes improvisan sus rutas cuando es necesario.

"Nos mejoramos los unos a los otros", continuó Hopkins. "Él debe poner el pase donde debe. Conseguir que el mismo llegue a los jugadores habilidosos. Él saca lo mejor de todo el equipo, no sólo de mi".

Línea ofensiva

Han mejorado significativamente con el pasar de la temporada. Savage fue presionado en el 60 por ciento de sus jugadas y Watson sólo el 39 por ciento. Savage ha sido capturado en siete ocasiones, seis de ellas en la primera mitad del juego de la Semana 1. Watson lleva 10 en tres juegos y medio, pero cuatro fueron en el mismo compromiso.

La habilidad que tiene el novato de extender la jugada le da un nuevo significado a la frase "la jugada no ha terminado hasta que suena el silbato".

"No tienes un reloj en la cabeza. Debes bloquear y él, obviamente, hará que las cosas pasen, así que debes continuar", subrayó el centro Nick Martin.

"De repente, quizá decida a escaparse, así que sólo lo perseguiremos e intentaremos darle el mayor tiempo posible".

Y esto quizá salve a la línea ofensiva.

"Hace que la gente falle", agregó Martin. "Cometes un error, y, súbitamente, él está ahí, de pie y consigue una jugada grande".

Defensiva

La ofensiva se mantuvo en el campo por 39 minutos y 41 segundos ante los Titans para establecer una marca del equipo de 57 puntos. La defensiva sólo estuvo 41 jugadas en el emparrillado, la menor cantidad desde la Semana 5 de la temporada 2016.

La defensiva N°1 de la campaña anterior quizá no necesite más tiempo en las laterales, pero lo están recibiendo.

"Es importantísimo", comentó el coordinador defensivo Mike Vrabel. "Los muchachos estaban buscando las bicicletas estáticas. No estábamos quedando sin las mismas para que no se enfriaran los músculos. Cuando nuestra ofensiva puede hacer eso, es increíble",

J.J. Watt fue quien más jugadas estuvo por parte de la defensiva (40); el apoyador externo Jadeveon Clowney y el apoyador interno Zach Cunningham le siguieron con el 78 por ciento de las jugadas.

"Fue un poco extraño", comentó Clowney. "Por lo general la defensiva pasa mucho tiempo, pero en este partido no fue así. Creo que estaba en un momento en las laterales 'reclamándole' a un entrenador 'Hombre, no estoy suficiente tiempo en el campo'. Y él dijo, 'J.D., en realidad nadie lo está'".

En los últimos dos partidos, al menos en la memoria reciente, la ofensiva lució como una fortaleza.

"Mientras mas anoten, mejor para nosotros, ejecutas algunas jugadas y después descansas, tomas un poco de Gatorade en la lateral y observas", comentó Watt.

"Tenía los mejores asientos de la casa".

^ Al Inicio ^