NFL Equipos
Courtney Cronin | ESPN.com 13d

Sam Bradford siente incomodidad, pero asegura 'sentir mejor' la rodilla

EDEN PRAIRIE, Minn. -- Sam Bradford quizá no conozca su estatus para el juego del lunes por la noche entre los Minnesota Vikings y Chicabo Bears, pero de una cosa sí está seguro: su rodilla izquierda se siente mejor.

Bradford, quien sufrió una lesión en la articulación en una jugada sin contacto en la Semana 1 ante los New Orleans Saints y entrenó por última vez el 21 de septiembre, dijo el viernes que la rodilla ha mejorado luego de un largo camino luego de volver a las prácticas el jueves.

“Se sintió mejor de la noche a la mañana. Me siento mucho mejor”, aseguró Bradford. “Me siento más cómodo al moverme. En ese sentido, creo que mo movilidad ha mejorado”.

A Bradford, quien voló a Florida el 22 de septiembre para una segunda opinión médica del ortopedista James Andrews, se le dio la semana pasada libre para reposar y rehabilitar la lesión. Fuentes confirmaron a ESPN que los exámenes no revelaron daño estructural y que no era necesaria la cirugía.

“Poder salir a entrenar es obviamente un paso en la dirección correcta”, dijo Bradford, quien no especificó la lesión.

Bradford anticipa que volverá a jugar antes de que la rodilla esté totalmente recuperada y que, como lo discutió el coach Mike Zimmer en la semana, deberá soportar cualquier incomodidad que sienta.

“Me gustaría estar al 100 por ciento, pero no creo que sea posible hasta la semana de descanso o al final del año. La meta es poder salir al campo, sentirme cómodo y jugar sabiendo que voy a tener que hacerlo con algo de incomodidad”, lamentó el pasador.

Tras obtener la segunda opinión, Bradford espera que esta dolencia no sea un problema que persista.

“Es reconfortante saber que si las cosas van de acuerdo al plan, es algo que, eventualmente, desaparecerá”, indicó Bradford.

La última vez que Bradford fue etiquetado como cuestionable antes de un juego fue en la Semana 2, cuando calentaba previo a un duelo en Pittsburgh para determinar qué tanto podría soportar la rodilla en condiciones de juego real.

El calentamiento no duró mucho y desde entonces, Case Keenum ha sido el quarterback titular de los Vikings.

Mientras aún está clasificado como “día a día” por los Vikings, Bradford espera que, cuando pueda hacerlo, sepa con varios de anticipación que jugará.

“En mi opinión, espero que para el sábado, tenga una mejor idea de donde estoy con respecto a la recuperación”, sentenció Bradford.

^ Al Inicio ^