NFL Equipos
Eric D. Williams | ESPN.com 17d

Hombres de acero: Eli Manning y Philip Rivers presumen durabilidad

COSTA MESA, Calif. -- Ponle algo de tierra.

De acuerdo al quarterback de Los Angeles Chargers, Philip Rivers, ese fue el remedio que le dio su coach en la preparatoria, su papá, Steve Rivers, cuando había que tratar lesiones.

El sabio consejo de su padre ha sido útil para Rivers, quien no se ha perdido un juego como titular en su carrera en la NFL: 180 y contando.

Rivers es el segundo jugador en activo con la racha más larga de juegos como titular, detrás del quarterback al que se medirá el domingo, Eli Manning, quien suma 203 partidos consecutivos como titular con los New York Giants.

Brett Favre, conocido por sobrevivir en la NFL bajo el mantra de que la disponibilidad es la mejor de las habilidades, es el líder en la historia de la liga en juegos iniciados como titular con 298.

Estas rachas son impresionantes para estos dos quarterbacks, que fueron intercambiados uno por el otro como las dos primeras selecciones globales del Draft de 2014 y quizá terminen un día en el Salón de la Fama.

Rivers, quien cumple 36 años de edad en diciembre, dice que nunca se ha perdido un juego en cualquier deporte, futbol americano juvenil, basquetbol o beisbol, desde que comenzó a jugar como adolescente.

“Estoy agradecido de poder salir a jugar. Todos dicen que es porque soy más fuerte que otros jugadores, pero no creo que sea verdad”, señala Rivers, quien jugó con el ligamento anterior cruzado de la rodilla derecha roto en el Juego de Campeonato de la AFC ante los New England Patriots en la temporada de 2007.

“Hay algo de eso por cómo crecí. Mi papá decía decir, ‘No te quedes recostado en el campo; si tienes alguna lesión, te levantas aunque no puedas caminar’”, relata Rivers. “Esas fueron las cosas que escuché al principio. Quieres que tus compañeros sepan que harás lo necesario para estar en el campo y eso les ayuda a sentirse igual”.

Rivers y Manning han jugado con dolor y lesiones, pero ambos lo han hecho con una sólida preparación de pretemporada para construir estamina y mantener flexibilidad al tiempo que su edad aumenta.

“Uno debe poder moverse en la bolsa de protección, lateralmente, comprar algo de tiempo extra y encontrar ventanas (para lanzar)”, dijo Manning, quien cumple 37 años en enero. “Eso es algo que siempre trabajas en la pretemporada, junto con rápidos movimientos. Si tienes que salir de la bolsa de protección y extender la jugada, debes trabajarlo en las prácticas, debes asegurarte de que los demás trabajen para encontrar el balón y hacerlo correctamente.

“Debes ser móvil, pero mientras más creces, más debes entender, ‘No soy el más móvil, no quiero correr 10 veces en un juego’. Quieres poder completar tus pases, saber dónde están los puntos para lanzarlos, mantener jugadas o eliminar errores y ser inteligente”, sentencia el pasador de los Giants.

^ Al Inicio ^