<
>

Jones insiste que su demanda se trata de Goodell, no del caso de Elliott

play
Cowboys tienen un 'plan B' a la ausencia de Elliott (1:48)

Carlos Nava da una mirada a las posibilidades de los Cowboys de llenar el espacio de Ezekiel Elliott mientras resuelve sus problemas legales. (1:48)

FRISCO, Texas -- El dueño y gerente general de los Dallas Cowboys, Jerry Jones, dijo que la demanda que está considerando radicar contra la NFL y los otros dueños no tiene nada que ver con el caso de Ezekiel Elliott y como cree que la liga lo ha tratado incorrectamente durante la investigación de su caso por violencia doméstica.

Aunque no está satisfecho con que Elliott haya sido suspensido por seis partidos luego que perdiera su última batalla legal, el problema más grande en el mundo de Jones está en las negociaciones sobre el contrato de Roger Goodell.

"Yo básicamente siento que la extensión de Roger debe ser revisada y aprobada por todos los dueños, no solo algunos dueños", dijo Jones en 105.3 The Fan en Dallas. "El comité que básicamente negocia el salario con nuestro comisionado está tomando el punto de vista, especialmente el presidente, que ellos en un grupo limitado pueden completar este acuerdo.

"No estoy de acuerdo. Pienso que nosotros debemos, con todo el interés y compromiso que tenemos como dueños, que esto se convierta en algo en lo cual todos los equipos tengan la oportunidad de opinar ... el comisionado, su extensión, pero también en el futuro, sus decisiones. Todos podemos ver cuanto impacto las decisiones del comisionado tienen en muchas áreas. Le hemos dado mucho poder. Pienso que tenemos que tener más balance para los dueños para podamos estar en una posición para no solo sugerir, sino también aprobar las decisiones. Así que eso es de lo que se trata".

Jones dijo que su sentir sobre la decisión de Elliott están separados de sus preocupaciones sobre las negociaciones con Goodell.

"Los hechos son, que los temas que involucran al comisionado van mucho allá de eso", dijo Jones a la estación oficial de los Cowboys. "Yo he estado lidiando con comisionados por casi 28 a;os, como un empleado de la NFL. Zeke ha estado envuelto aquí por un año, quizás año y medio. Son temas totalmente separados. La política que tenemos que ha impactado a Zeke es más un problema del comisionado, mucho más que la circunstacia particular de Zeke".

Elliott tiene la oportunidad de reclamar su eligibilidad tras una vista de apelación el 1 de diciembre para una orden de injunction ante el Segundo Circuito del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos. Sin la orden de injunction, Elliott no estará en uniforma nuevamente hasta el 24 de diciembre contra los Seattle Seahawks.

Jones ha apoyado consistentemente a Elliott luego que fuera acusado de violencia doméstica en el verano de 2016. Dijo durante el campamento de entrenamiento que no esperaba que Elliott fuera suspendido y que no hubo ningún caso de violencia doméstica.

"Estoy decepcionado que no va a jugar", dijo Jones. "Es lo que es. Eso no es una resolución. Es sencillamente, es lo que es. Yo realmente estoy totalmente en desacuerdo de que no lo tenemos sobre el terreno de juego".

Jones no cree que la NFL debe ir por encima de las autoridades legales. Contra Elliott nunca se radicaron cargos por las autoridades en Columbus, Ohio debido a que el testimonio y la evidencia no eran consistentes.

Según la política de conducta personal, no es necesario que se radiquen cargos para que un jugador enfrente disciplina de la liga.

"Me gustaría sacar el nombre del comisionado de mi respuesta", dijo Jones. "Hasta cierto punto, no se trata de Roger Goodell. Es sobre el poder del comisionado y como se relaciona a los dueños. De como hasta cierto punto los dueños lo contrata, le extiende el contrato, le paga, por lo que los dueños deberían tener el poder de aprobación. Todo dueño debe aprobar eso.

"Hay un viejo dicho, por cierto, en la política que dice que si uno le va a dar dinero a un candidato, no se debe hacer con alguien entre medio de uno y el candidato -- por un intermediario. Uno debe darle el dinero y mirarlo a los ojos para que sepa que fue uno el que lo hizo. Y consecuentemente, todo dueño debe tener, relativo al salario del comisionado, la discreción de contratarlo y no contratarlo. Todo dueño debe tomarle la mano y mirarlo a los ojos".