<
>

Adrian Clayborn es el Jugador Monumental de la Semana 10

play
El Jugador Monumental de la NFL (1:03)

Adrian Clayborn estuvo a una captura del récord absoluto de la NFL para un partido tras derribar a Dak Prescott seis veces detrás dela línea de golpeo. (1:03)

Extraordinariamente, un jugador defensivo ocupa el lugar de honor en este espacio semanal que usualmente es dominado por jugadores ofensivos. La Semana 10 de la temporada regular del 2017 fue una de esas notables excepciones:

ADRIAN CLAYBORN, DE, ATLANTA FALCONS

Los Dallas Cowboys visitaron el Mercedes-Benz Stadium con la idea de colocar el peso de su plan de juego ofensivo sobre los hombros de su mariscal de campo, Dak Prescott, ante la ausencia por suspensión del corredor estelar Ezekiel Elliott.

La falta de Elliott aunado a la baja por lesión del tackle izquierdo de All-Pro, Tyron Smith, fueron los ingredientes que necesitaba Clayborn para disfrutar el mejor partido en su carrera, una actuación de seis capturas que dejó su libro escrito en los libros de marcas de la liga además de que hizo colapsar a todo el ataque de los Cowboys, para facilitar el camino a la victoria de los Falcons, por 27-7.

Una y otra vez, el tackle reserva Chaz Green vio pasar a Clayborn en camino a Prescott, quien se vio afectado por la presión a lo largo de todo el encuentro. Luego de la quinta captura, finalmente Dallas sacó a Green para probar suerte con Byron Bell. Clayborn puso la cereza del pastel con un balón suelto forzado --su segundo del día, ambos recuperados por Atlanta-- en la sexta captura del día.

En total, Prescott fue capturado en ocho ocasiones por los Falcons.

Para Clayborn, no solamente hubo récord de franquicia en capturas en un juego, sino que se convirtió también en el cuarto jugador en la historia de la liga en sumar al menos seis capturas en un partido de NFL desde que se registran como estadística oficial (1982).

MENCIONES HONORÍFICAS

Jared Goff y Robert Woods, Los Angeles Rams. La explosión ofensiva de los Rams no para. Goff se convirtió en el primer pasador del equipo en lanzar tres pases de anotación en un cuarto desde que Jamie Martin lo consiguiera en el 2002, mientras que Woods se unió a Torry Holt e Isaac Bruce como los únicos receptores abiertos de los Rams en sumar al menos 150 yardas aéreas y dos anotaciones en un juego en los últimos 20 años. Los Angeles atropelló a los Houston Texans por 33-7, y la dupla de Goff y Woods fue clave. El mariscal de campo completó 25 de 37 envíos para 355 yardas con tres touchdowns --el otro fue para Sammy Watkins-- sin intercepciones; y su objetivo preferido atrapó ocho balones para 171 yardas, incluyendo los dos de anotación. Por si fuera poco, la conexión de 94 yardas para anotación al inicio del encuentro fue el pase de anotación más largo en la historia de la franquicia desde 1964. ¿Será momento de encontrar un apodo llamativo para esta ofensiva, después del "Greatest Show on Turf" de hace casi 20 años?

Mark Ingram y Alvin Kamara, New Orleans Saints. Era difícil imaginar que le iría tan bien a los Saints en la campaña actual, recibiendo tan poco de su mariscal de campo. Pero si Drew Brees no ha necesitado de los partidos de 400 yardas, es por lo bien que lo han hecho los corredores de New Orleans. La Semana 10 no fue la excepción. Ingram se despachó con 131 yardas y tres touchdowns en 21 acarreos, y Kamara sumó otras 106 yardas y un touchdown en 12 acarreos para que los Saints aplastaran por 47-10 a los Buffalo Bills. Kamara además sumó 32 yardas adicionales en 32 acarreos. De hecho, los corredores de los Saints fueron los únicos que superaron la centena de yardas por tierra en la jornada dominical. El Significado de lo conseguido por Ingram y Kamara es todavía mayor cuando se contrasta con lo conseguido por sus contrapartes: LeSean McCoy sumó apenas 49 yardas en 8 acarreos, y los Bills como equipo sumaron apenas 69 en la derrota. En un momento del juego, los Saints corrieron en 24 jugadas consecutivas, algo fácil cuando se cuenta con corredores como los de New Orleans.

DeMarco Murray, RB, Tennessee Titans. Otro corredor que tuvo una actuación memorable fue Murray, quien anotó los tres touchdowns de su equipo en la victoria de los Titans sobre los Cincinnati Bengals por 24-20, acarreando el ovoide en 14 ocasiones para 42 yardas y dos touchdowns, y atrapando cuatro pases y 30 yardas con otro touchdown. La última anotación, por aire, llegó faltando 36 segundos para que culminara el encuentro, sirviendo para darle la vuelta al marcador de manera definitiva.

Adam Thielen, WR, Minnesota Vikings. No sé si exista un líder divisional que pase más desapercibido que Minnesota en la NFC Norte, pero los Vikes siguen ganando. Esta semana, en la victoria por 38-30 sobre los Washington Redskins, Thielen fue el jugador más destacado, sumando 166 yardas y una anotación en ocho recepciones. Para Thielen, fue su segundo partido de la campaña con al menos 150 yardas en recepciones. El receptor de los Vikes se ha consagrado ya como el mayor acierto en la corta historia de los Combinados Regionales de la NFL (2012 a la fecha).