<
>

Cinco lecciones que nos dejó la Ronda de Comodines de la NFL

play
El coloso de la Ronda de Comodines en la NFL: Marcus Mariota y Derrick Henry (1:00)

El mariscal y el corredor lideraron el regreso de su equipo ante los Chiefs para avanzar a la Ronda Divisional. (1:00)

Transcurrió la primera ronda de la postemporada y, como no podía ser de otra manera, nos deja importantes lecciones.

A continuación presentamos las cinco más destacadas

¿QUÉ APRENDIMOS DEL "WILD CARD WEEKEND"?

Que un jugador de fantasía no será necesariamente decisivo en un juego crucial
Alex Smith, Jared Goff y Todd Gurley, quienes fueron de lo mejor en ligas de fantasy football se despidieron en la Ronda de Comodines sin tener un juego decente para cerrar el año.

Claro sabemos que esto es así, pero jugadores que hicieron diferencia en temporada regular consiguiendo satisfacer a los dueños de equipos de fantasía, no pudieron hacer más para mantenerse vivos una semana más en postemporada.

Smith, el quarterback de los Kansas City Chiefs, terminó con números promedio: 254 yardas por aire con dos pases de touchdown sin intercepciones. Pero con la más reciente derrota acumula números negativos en playoffs: una victoria y cuatro derrotas en su paso por KC.

Goff y Gurley tuvieron grandes temporadas, e incluso el corredor de Los Angeles Rams es considerado por muchos como candidato a Jugador Más Valioso, pero en el juego contra los Atlanta Falcons fueron neutralizados.

La falta de experiencia en postemporada, incluida la de su head coach Sean McVay, acabó pesando el sábado pasado. A eso agreguemos los balones perdidos de una de sus mejores unidades, los equipos especiales

Un quarterback puede ganar partidos de playoffs aun con números negativos en temporada regular
Marcus Mariota, el mariscal de campo de los Tennessee Titans, ganó su primer juego de postemporada pese a terminar con más pases interceptados que de anotación durante la temporada regular. Comparte ese "honor" con Brock Osweiler y Mark Sanchez.

El mariscal de campo en su tercer año como profesional tuvo 13 pases de touchdown y 15 interceptados en temporada regular, pero este sábado ante los Chiefs con todo y su números discretos y con casi 50 yardas por tierra, logró una gran remontada con los Titans después de ir perdiendo por 18 puntos al medio tiempo.

Además Mariota hizo de todo, lanzó, recibió un propio pase para touchdown y bloqueó.

Que los quarterbacks menos talentosos dependen de un corredor Top-10
Equipos como los Buffalo Bills, Jacksonville Jaguars e incluso los Titans han jugado con una dependencia de su ataque terrestre.

Buffalo requería de la mejor versión de un diezmado Lesean McCoy, quien pudo responder con 75 yardas a ras de césped y 44 por pase. Fue el mejor de su equipo pese a la lesión que le impedía jugar al 100 por ciento. Fueron buenos números del corredor de Buffalo tratando de apoyar a Tyrod Taylor, pero no fue suficiente. A los Bills les faltó quarterback y receptores. La defensiva también hizo su trabajo.

Tennessee y su ofensiva comandada por el mencionado Mariota ha dependido todo el año de sus corredores. Primero de DeMarco Murray y ahora después de su lesión, ha sido Derrick Henry, quien aportó 156 yardas y un touchdown en la victoria sobre los Chiefs.

Se puede ganar en playoffs siendo, además de quarterback, el mejor corredor del equipo
En este partido los Jaguars, sin un quarterback de élite, necesitaban también establecer su ataque terrestre y apoyarse en su defensiva. Leonard Fournette, el novato corredor de Jacksonville, era su mejor carta, pero quien se llevó la tarde fue Blake Bortles.

El mariscal de campo de los Jaguars corrió una yarda más de las que lanzó como pasador, 88 contra 87.

Como dato adicional, tanto Taylor como Mariota fueron los segundos mejores corredores de sus respectivos equipos.

No me imagino a ningún equipo de la NFL contratando a un quarterback para que sea además su mejor corredor.

Jacksonville solo tiene como argumento para enfrentar a Pittsburgh su defensiva y se ve difícil que puedan superar a los Pittsburgh Steelers en la ronda de comodín.

Un equipo grande conoce varias formas de ganar
Los New Orleans Saints encontraron en esta temporada un equilibrio a la ofensiva como quizá ningún otro equipo en la liga.

Para este juego de comodines contra los Carolina Panthers, New Orleans no pudo mover el balón por tierra como en otros juegos --de la mano del novato Alvin Kamara y el veterano Mark Ingram-- pero no importó.

Drew Brees lanzó para casi 400 yardas teniendo como blancos favoritos a Michael Thomas y Ted Ginn Jr. Agreguemos a lo anterior su mejorada defensiva y tenemos la fórmula de un equipo ganador.

New Orleans visitará a los Minnesota Vikings en juego divisional. El juego luce de lo más parejo pero la localía de Minnesota los hace ligeramente favoritos.