<
>

¿La vuelta de Josh McDaniels prolonga el mandato de Bill Belichick?

FOXBOROUGH -- Cuando Josh McDaniels reversó su curso para volver a los New England Patriots el martes, una de las primeras preguntas que generó fue: ¿Cuánto tiempo más planea seguir dirigiendo Bill Belichick?

Belichick cumple 66 años de edad en abril, está comprometido a regresar para el 2018, y parece justo afirmar que será "año por año" luego de eso.

Algunos creen que el retorno de McDaniels podría acelerar el eventual retiro de Belichick, pero aquí hay una teoría alterna: de hecho, podría prolongar su estadía en las laterales porque reduce lo que hubiera sido una preocupación mayor.

Todo estaba encaminado para convertirse en uno de los años más complicados de Belichick porque tendría que reemplazar a McDaniels, su coordinador ofensivo; Matt Patricia, su coordinador defensivo; y quizás incluso a su coach de equipos especiales Joe Judge, cuyo contrato expira.

El regreso de McDaniels remueve una jaqueca mayor para Belichick, dado que los Patriots no contaban con un claro candidato interno para reemplazar al coordinador ofensivo. Probablemente hubiera significado que Belichick invirtiera más tiempo a ese lado del ovoide como hizo en el 2005, cuando Charlie Weis emigró y el equipo preparaba a McDaniels para ordenar las jugadas.

La vuelta de McDaniels para el 2018 y más allá simplifica las cosas para Belichick, brindando la libertad ideal para que él coordine a todo el equipo, o decantarse más por la defensiva bajo un nuevo coordinador (probablemente Brian Flores).

Mientras tanto, otro efecto secundario del regreso de McDaniels es que se han incrementado las posibilidades de que vuelva Judge como coach de equipos especiales. A lo largo de las últimas 24 horas, más o menos, se ha formado un momento positivo para que Judge regrese con los Patriots en el 2018 (aunque, como vimos con McDaniels y los Indianapolis Colts, nada es oficial hasta que sea firmado).

Si es el modo en que ocurren las cosas, el recambio proyectado en dos puestos clave para los Patriots quedará solamente como proyecto.

Eso sería un gran triunfo para Belichick, quien también ha estado enfocado otro aspecto de las cosas: tener a sus hijos, Stephen (coach de safeties) y Brian (coach asistente), en el grupo. De cara al Super Bowl, cuando se le preguntó sobre cómo era dirigir al lado de sus hijos, respondió: "Especial, diferente a cualquiera otro, realmente. Es obviamente grandioso tener a Steve, pero también a Brian. Es especial".

Cuando sea que Belichick se decida retirar, estaría alejándose de ello, lo que parece ser una pieza importante de su proceso de toma de decisiones.

Así que quizás sea de dos a tres años. Quizás de cuatro a cinco. O quizás más allá.

En todo caso, el regreso de McDaniels podría ampliar la ventana en lugar de reducirla.