<
>

Crece la confianza de Josh Rosen tras minicampamento de Cardinals

TEMPE -- Le tomó al quarterback de los Arizona Cardinals, Josh Rosen, un momento durante la práctica del viernes del minicampamento para novatos, sacudirse el óxido acumulado por no jugar al fútbol americano desde finales del año pasado y asentarse en su primer entrenamiento de NFL.

pero cuando lo hizo, Rosen dejó de lanzar sus pases bajos y mostró por qué los Cardinals ascendieron en el orden para seleccionarlo décimo global en el draft del mes pasado.

"Pienso que se notó que estuvo nervioso en un inicio", dijo el nuevo entrenador en jefe de los Cardinals, Steve Wilks. "Pero tiene tanta confianza, y la podías ver conforme avanzó la práctica. Se asentó un poco, se calmó. Los pases estuvieron a tiempo. La precisión estaba allí. Todo lo que sabemos de él por los videos, lo vieron más tarde en la práctica".

Rosen, quien sintió haberse sacudido ese óxido desde un principio, pensó que su primera práctica de NFL fue "muy buena".

"Es simplemente agradable salir allá después de tan largo proceso de draft y de hecho volver a jugar al fútbol americano", explicó Rosen.

So momento de "bienvenida a la NFL" llegó al inicio de la práctica durante una de sus primeras ocasiones en la reunión previa a la jugada. Miró alrededor a sus compañeros y Rosen confesó, "Esto es bastante grandioso, ¿no?".

Rosen dijo que trabajar en las "cosas de procedimiento" sobre el campo --romper la reunión previa a la jugada, aproximarse a la línea de golpeo, realizar las voces con cadencia y recibir un centro verdadero-- le ayudar a sacarse el óxido.

Wilks sintió que Rosen estuvo "fenomenal" en el mando de jugadas y trabajando desde la reunión.

"El tipo es extremadamente inteligente", dijo Wilks. "Lo hemos dicho desde el primer día, está aprendiendo la ofensiva. Está haciendo un gran trabajo allá afuera al tomar control de la reunión y alineando a todos, identificando al apoyador 'Mike', etc.

"Así que, no hay dudas desde ese punto de vista respecto a su liderazgo".

Rosen sintió que el arranque del viernes al minicampamento fue una extensión del fútbol americano universitario, dificultándole descifrar las diferencias entre el juego colegial y la NFL. Piensa que tendrá una mejor respuesta la semana entrante cuando participe en las primeras actividades organizadas del equipo con veteranos de los Cardinals.

"Es una pastilla bastante grande para tragar, el libro de jugadas, pero en general lo vamos segmentando día a día, simplemente trabajando".

Mientras Rosen mostró sus atléticos pases rolados en las prácticas, lo hizo en un clima al que no está acostumbrado. La sesión del viernes se llevó a cabo en temperaturas que se aproximaron a los altos 90s grados Farenheit, calor en el que Rosen no ha jugado constantemente luego de crecer y jugar a nivel universitario en el sur de California. Pero para Rosen, el clima es simplemente un obstáculo más a superar.

"No es tan malo", explicó Rosen. "Imagino que definitivamente empeorará conforme nos acerquemos al verano, pero en general, es otro nivel de adversidad que debes superar. No te puede desconcentrar".