<
>

Autoridades investigan agresión contra mujer embarazada en Heinz Field

play
Fans de los Steelers agreden a seguidores de los Chargers (0:17)

En la derrota de Pittsburgh en Heinz Field se reportaron actos de violencia en las gradas. (0:17)

Autoridades de Heinz Field investigan un segundo incidente violento ocurrido en las tribunas del estadio y captado por cámaras, durante el duelo de domingo por la noche entre Los Angeles Chargers y Pittsburgh Steelers.

Durante el partido, un fanático de Pittsburgh fue visto tomando del cuello a una mujer que portaba un jersey N° 33 de los Chargers. La mujer asistía al partido con su marido, otro fanático de los Chargers que portaba un saco con motivos del cuadro angelino.

La estación local KDKA-2 de Pittsburgh publicó un video del incidente. El canal local WPXI 11 News también publicó un segundo video del mismo incidente.

WPXI confirmó que la policía investiga el incidente, y reporta que el hombre dijo a las autoridades llamarse Daniel Minshaw, y que su esposa tiene 26 semanas de embarazo. De acuerdo a un reporte del Pittburgh Current --primer medio en difundir detalles del incidente--, Minshaw planea interponer una denuncia penal por el incidente.

Autoridades de Heinz Field emitieron un comunicado señalando que los hechos estaban siendo investigados.

"Nos enorgullecemos de hacer que los eventos en Heinz Field sean seguros para nuestros invitados", dice el comunicado. "Este tipo de comportamiento mostrado en la foto es inaceptable y es algo que no condonamos en nuestra propiedad. Trabajamos con la seguridad de Heinz Field security así como autoridades locales para recopilar más información sobre este incidente en particular, al tiempo que la Policía de Pittsburgh determina si levantar o no cargos, y nos aseguraremos de que aquellos involucrados como agresores no serán permitidos regresar a nuestro estadio".

Previamente, circuló en redes sociales un video de teléfono celular que muestra en otra sección de las tribunas a dos fanáticos de los Steelers peleando entre sí, con uno propinando un cabezazo al otro.

Los Chargers ganaron el partido por 33-30, con los Steelers cediendo la mayor ventaja en la historia de su estadio.