Fútbol
EFE 140d

Corinthians mantuvo el invicto y la ventaja

Corinthians cedió un empate 1-1 en casa ante el Flamengo pero, beneficiado por igual resultado entre el Gremio y Santos, sus inmediatos perseguidores, se mantuvo como líder aislado del Campeonato Brasileño y completó 17 partidos sin perder, un invicto que supone un nuevo récord para la Liga.

El Corinthians alcanzó 41 puntos de 51 posibles tras 17 jornadas del torneo y mantuvo su amplia ventaja de 8 unidades sobre su escolta, el Gremio, que hoy cedió un empate en casa por 1-1 ante el Santos y se confirmó como segundo en la clasificación con 33 puntos.

Pese al empate de este domingo, el líder y club más popular de Sao Paulo le arrebató precisamente al Flamengo, el club más popular de Río de Janeiro, el título del equipo con el invicto más largo en el Campeonato Brasileño. El Flamengo lo tenía desde 2011, cuando consiguió una serie de 16 partidos sin conocer la derrota.

El Corinthians, que hoy completó 32 encuentros sin perder -su última derrota fue el 19 de marzo ante el Ferroviaria por el Campeonato Paulista-, consiguió la segunda mayor serie invicta en su historia, tras la lograda entre 1936 y 1937 cuando pasó 37 compromisos sin conocer la derrota.

En el clásico entre los dos clubes más populares de Brasil en el estadio mundialista Arena Corinthians, el líder salió en ventaja en el primer tiempo con un gol de Jo -al que ya le habían anulado una anotación- pero permitió que el Flamengo empatara en la segunda mitad con un tanto de Réver.

La nueva anotación le permitió a Jo, con 10 anotaciones, alcanzar a Lucca, atacante del Ponte Preta, en la punta de la clasificación de goleadores.

Pese a su valiosa victoria a domicilio y a ser el claro dominador en el segundo tiempo, el Flamengo, en el que debutó el portero Diego Alves, le cedió el cuarto lugar en la clasificación al Palmeiras, vigente campeón brasileño y que el sábado se impuso por 2-0 al humilde Avaí.

El peruano Paolo Guerrero volvió a ser el jugador más peligroso del Flamengo, pero el club de Río de Janeiro sólo consiguió imponer su juego en el segundo tiempo con la entrada del delantero colombiano Orlando Berrío y del juvenil Vinicius Júnior, la costosa joya brasileña fichada por el Real Madrid.

El Corinthians se benefició del empate por 1-1 que el Gremio y el Santos sellaron hoy en la Arena del Gremio de la ciudad de Porto Alegre, en un partido que terminó con una expulsión, numerosos cartones amarillos y una confusión entre los rivales.

Pese a que el Gremio fue el amplio dominador en todo el partido, desperdició varias oportunidades de gol y vio al Santos abrir el marcador a los 44 minutos por intermedio de David Braz.

El Gremio empató en el último minuto del primer tiempo con un cabezazo de Fernandinho y volvió a la segunda mitad dispuesto a una victoria que le permitiera descontarle al menos dos puntos al líder, pero el Santos supo defender el difícil empate a domicilio hasta el pitido final, incluyendo los ocho minutos de reposición concedidos por el árbitro.

El sábado, el Palmeiras, con goles de Dudu y Deyverson, venció con facilidad por 2-0 al débil Avaí y ascendió al cuarto lugar en la clasificación, a 12 puntos del Corinthians.

En el otro partido del sábado, el Sao Paulo, con una gran actuación del peruano Cristian Cueva -que anotó el primer gol e hizo el pase para el último-, se impuso por 3-4 al Botafogo con una espectacular remontada en la que anotó tres goles en los últimos diez minutos del partido.

La victoria, que consolida la recuperación del Sao Paulo tras una inusual racha negativa que lo mantuvo durante varias semanas en los últimos lugares de la clasificación, le permitió al tricolor salir de entre los cuatro últimos de la tabla, que son castigados con el descenso a la segunda división.

El partido entre el Fluminense y el Ponte Preta, que estaba previsto para este domingo, fue aplazado para el 9 de agosto por petición del club de Río de Janeiro luego de que el hijo menor del técnico Abel Braga muriera el sábado en un accidente doméstico.

^ Al Inicio ^