Fútbol
Jordi Blanco | ESPN Digital 92d

Activan alerta terrorista nivel 5 en Europa

BARCELONA -- El Camp Nou presentó una entrada digna de Champions League… Pero algo alejada de lo esperado tratándose de un partido frente a la Juventus, precisamente el rival ante el que se despidió del torneo el equipo azulgrana. La extrañeza de un principio por la lenta y menor afluencia de público se explicó instantes antes de comenzar el choque: alerta terrorista.

Los aledaños de la Sagrada Familia, todos sus comercios y la estación de metro fueron desalojados por, según diversas informaciones, la presencia de una camioneta sospechosa y de personas igualmente sospechosas.

Las entradas por las autopistas AP7 y C33 se colapsaron con colas kilométricas causadas por registros preventivos a vehículos elegidos al azar y que provocaron, entre otras cosas, que se retrasara la llegada de los aficionados al estadio azulgrana.

Casi cuatro semanas después de los brutales y salvajes atentados en La Rambla de Barcelona y la ciudad costera de Cambrils que costaron la vida a 17 personas, la capital catalana recuperó la sensación de miedo que sufrió en los días posteriores al 18 de agosto.

Fue un día después de la manifestación del 11 de septiembre, a tres semanas del referéndum propuesto por el gobierno secesionista catalán que coloca al Barça en un escenario incómodo… Y que provocó, de sopetón, que la vigilancia de los cuerpos de seguridad se multiplicase.

Y que se dejase ver en el Camp Nou, con mayor presencia policial de lo habitual y con sus armas a la vista de los aficionados, tanto en los aledaños del estadio azulgrana como en los pasillos interiores con el encuentro frente a la Juventus ya comenzado.

El Camp Nou registró una entrada de 78 mil 656 espectadores.

^ Al Inicio ^