<
>

El Camp Nou nuevamente como escenario de protestas políticas

play
Indignación, renuncias y crisis en el Barça tras jugar ante Las Palmas (1:18)

Jordi Blanco analiza desde Barcelona la situación que vive la ciudad y el Barça tras jugarse el partido a puertas cerradas ante Las Palmas. (1:18)

BARCELONA -- El partido entre el FC Barcelona y el Olympiacos de este miércoles amenaza con ser utilizado por las plataformas independentistas catalanas para trasladar a la opinión pública su protesta a raíz del encarcelamiento de dos de sus líderes, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, que provocó que la temperatura política aumentase de forma muy evidente.

Tal es así que ESPN Digital conoció de una fuente de la ANC que tanto esta entidad como otros colectivos independentistas han trasladado al Barcelona la solicitud de que el club lleve a cabo un gesto “claro y explícito” en apoyo a los dos encarcelados, acusados de sedición…

Y en el Camp Nou, donde se recibió la proposición y se contestó con un compromiso de estudiarla, la incomodidad es evidente. No se olvida lo sucedido el 1 de octubre, cuando se decidió jugar el partido frente a Las Palmas a puerta cerrada, con la polémica que todo ello provocó tanto alrededor del club como en el fútbol español.

Los colectivos independentistas presionaron entonces para que no se disputase aquel encuentro de Liga y esta vez, además de mostrar las pancartas habituales a favor de la independencia de Cataluña, aumentarán la temperatura ambiente, por más que el Barça se sabe limitado por la UEFA, tal como ya ha trasladado a dichos colectivos.

“La semana pasada ya me preguntaron sobre estos temas por el partido en el campo del Atlético… Y no pasó nada extraordinario. Lo que yo espero es que la gente venga al campo a disfrutar de nuestro juego y si se manifiestan de una u otra manera tampoco me preocupa” solventó Ernesto Valverde, intentando restar una trascedencia que vuelve a ser máxima en Cataluña.

Lo que está fuera de toda duda es que la política, que centra desde hace varias semanas la actualidad en toda España a causa del desafío independentista desde Cataluña, estará en el primer plano en el Camp Nou como previa inesperada para el encuentro entre el Barça y el Olympiacos.