<
>

Champions League Capítulo 7: De sueños y pesadillas

play
RESUMEN: Real Madrid 3-1 PSG (4:09)

UEFA Champions League (4:09)

Basilea 0-4 Manchester City

Aplastamiento. El Manchester City pasó como una apisonadora en su primera visita a Suiza, sentenciando su clasificación para los cuartos de final con una goleada que dibujó con tres goles en apenas 23 minutos que derrumbaron a un Basilea que reclamó de entrada un penalti y que a pesar del resultado, indiscutible, dejó en evidencia más de una y de dos veces a la defensa citizen.

El equipo de Guardiola, que ya suma más victorias (34) en lo que lleva de temporada que en la anterior completa, mostró carácter de candidato al título, por más que la debilidad del campeón suizo decepcionó después de haber superado la fase de grupos con brillantez y dejando por el camino a CSKA y Benfica.

Juventus 2-2 Tottenham
Decepción. Higuaín anotó el doblete más rápido en la historia de la Champions, la Juventus pareció tener la eliminatoria en la mano y, sin embargo, al final se quedó sin premio, con un empate que convierte, probablemente, en favorito al Tottenham de cara al definitivo duelo en Londres.

El delantero argentino falló un penalti en un partido de dos caras, en que la Juve pasó de dominadora a agobiada, Harry Kane no faltó a su cita con el gol… y Buffon, el eterno, demostró que no siempre se puede ser salvador.

Porto 0-5 Liverpool

Récord. Y Casillas en el banquillo… Al Liverpool le ocuparon dos remates en cuatro minutos para dejar al Porto al borde de la eliminación en la primera parte antes de rematarlo en la segunda, masacrándole de una manera que no pudo ni temer en su peor pesadilla el conjunto luso.

El equipo de Klopp, con hat-trick de Mané, igualó el 0-5 con que el Bayern mantenía el récord de goleada como visitante en los octavos de final del torneo. Los alemanes lo lograron en Lisboa frente al Sporting, el Liverpool al norte, en Do Dragao frente a un Porto de auténtico chiste.

El primer duelo entre dos campeones de Europa (el otro lo protagonizarán Chelsea y Barça) quedó sentenciado con una imagen desastrosa del conjunto portugués, en el que se mostró que su portero, Jose Sa, no está a la altura de la exigencia que tantas veces demostró un Casillas que vivió desde la suplencia una pesadilla mayúscula.

Real Madrid 3-1 PSG
Sueño. Que el Real Madrid tiene algo especial con la Champions se demuestra en noches como ésta, en que pasó de ser un juguete en manos de un PSG que no supo rematarle tras el gol de Rabiot a un gigante enrabietado que atropelló al rival para recuperar, de sopetón, su carácter de aspirante al título.

Favorecido por un dudoso penalti sobre Kroos que le sirvió a Cristiano Ronaldo para entrar en la historia merengue al límite del descanso, el equipo de Zidane supo sufrir en la segunda parte para hacerse con el control del partido en cuanto Emery solventó que el 1-1 era buen resultado y metiendo a Meunier por Cavani mandó el mensaje definitivo para que el campeón se fuera arriba.

¿Suerte? Probablemente. El 2-1 llegó de rebote no mucho después de que Mbappé no acertase en un remate con sabor a 1-2, pero el Madrid, en Europa, es esto. Rendirse es una palabra prohibida en el Bernabéu y el 3-1 de Marcelo cerró una noche con sabor a histórica.