<
>

"Ronaldinho, engañador; Messi, muy zurdo", según análisis del Chelsea en 2006

play
Pochettino: 'Si hay un favorito a ganar la Champions, es el Barcelona' (1:13)

El entrenador del Tottenham manifestó que el equipo blaugrana es el candidato para ganar la "Orejona" y le encantaría enfrentarlo en una final. (1:13)

BARCELONA -- Ronaldinho es “un engañador constante: cae fácilmente” y “tiene una transición defensiva muy pobre”. Messi tiene “los mismos comportamientos que Ronaldinho” pero es “increíble en el uno contra uno. Es el delantero que mejor regatea del equipo”. Eto’o es “muy agresivo”, Puyol tiene “mal sentido posicional”, a Márquez “le cuesta recuperar la posición” y Oleguer es “pobre defensivamente”. Este es un pequeño extracto del informe confeccionado por el equipo técnico de José Mourinho en 2006, cuando dirigía al Chelsea y preparado para la eliminatoria de octavos de final de Champions que le enfrentó al FC Barcelona.

El cruce lo solventó a su favor el Barça, un año después de que le eliminase el Chelsea en la misma eliminatoria, venciendo en Londres por 1-2 en la ida y empatando (1-1) en el Camp Nou. El equipo azulgrana acabó por conquistar el título en París imponiéndose en la final (2-1) al Arsenal, tres meses después de ese enfrentamiento cuyo detalladísimo informe ha salido a la luz.

Aquella fue la eliminatoria en la que Del Horno fue expulsado por una durísima entrada sobre Messi en Stamford Bridge y provocó la famosa frase de Mourinho respecto a que Leo hizo “teatro del bueno. ¿Vamos a suspenderle por hacer teatro? Ha hecho teatro. Catalunya es un país de cultura y sabéis lo que es teatro. Es teatro del bueno”.

Aparecido en las redes sociales, el documento consta de 4 páginas en las que se desmenuzan tanto los aspectos tácticos del equipo que dirigía Frank Rijkaard a nivel general, separado por líneas y, también, se detallan las virtudes y defectos de los futbolistas del Barça de la época.

PERSONALIZACIÓN
El informe trata personalmente de los jugadores del Barça, en un análisis tan completo como curioso. Estos son algunos:

Ronaldinho: “Engañador constante; cae fácilmente. Mucho más peligroso cuando encuentra espacios por dentro entre líneas. Atrae a un central hasta esas posiciones para luego liberar a Eto’o y a Messi. Transición defensiva muy pobre, hay que aprovecharlo. Quiere engañar constantemente, se tira todo el rato”.

Messi: “Calidad + velocidad pero muy zurdo. Mismo comportamiento que Ronaldinho. Diagonales hacia adentro. Lleva al equipo hacia adelante en conducción de balón. Si hay que hacerle falta, hacerlo fuera del área y lo más pronto posible. Increíble uno contra uno”.

Víctor Valdés: “Buen portero, controla bien a sus defensas y le gusta jugar en corto. Tiene un pobre desplazamiento y es importante presionarle”.

Puyol: “Agresivo y muy emotivo. Se vuelve loco con el árbitro cuando le hacen falta y se vuelve loco con las provocaciones. Es defensa agresivo, juega en anticipación usando su cuerpo. Mal sentido de la posición (sigue al delantero hasta el centro del campo), mal liderazgo de la defensa tirando el fuera de juego cuando no es posible”.

Márquez: “Puede cometer errores en posesión. Defendiendo ahora está más expuesto porque no tiene velocidad y cuando tiran el fuera de juego no puede recuperar como Puyol. Muy buen juego aéreo y peligroso en balón parado. Con una tarjeta está fuera para la vuelta”. No fue amonestado en el partido de ida jugado en Londres.

Deco: “Le gusta ser responsable en la organización juego; se ofrece en pase corto. Asume muchos riesgos en ataque, lanza bien faltas y laterales directas a puerta”.

Eto’o: “Es muy agresivo con y sin balón. Hace regates cuando tiene grandes espacios, en largo. Mantiene la intensidad todo el partido, juega al límite del fuera de juego y es una referencia en la organización del equipo. Dispara de cualquier sitio y sin preparación previa. Muy fuerte en defensa y presiona al portero con balón para buscar su fallo”.

Iniesta: “Siempre sale del banquillo. Jugador muy dinámico. Gran radio de acción. Velocidad de movimiento y velocidad de ejecución. Jugador complicado”.

Oleguer: “Comete errores con el balón que le hacen el objetivo perfecto para presionar. No llega profundo como Gio (Van Bronkhorst) y centra desde cualquier posición. Pobre defensivamente, no tiene velocidad, y su elección a la hora de hacer tackles es pobre. Cuando intenta recuperar la posición es lento y tenemos que matarle con diagonales”.

CONJUNTO
Más allá de referirse individualmente a los jugadores del Barcelona, el informe detalla de manera gráfica y concisa la personalidad futbolística del equipo de Rijkaard, avisando la manera de superarlo.

De esta manera se explica que el conjunto azulgrana comete “muchos errores con balón en la primera fase de construcción de juego” pero después es “letal en 3a y 4a fase para finalizar jugada”, avisando a sus futbolistas respecto a las intenciones de los jugadores del Barça: “Simularán constantemente faltas y penaltis”.

“Usarán su típica combinación para salir: 1 Deco en corto 2 Gio abierto 3 balón de Deco a Gio que libera a Ronaldinho por dentro o 4 balón atrás a Edmilson para organizar. Si juegan en largo buscan a Eto’o o Ronaldinho. No tienen poderío aéreo y es una buena posibilidad para nosotros de ganar los duelos y dar continuidad con la segunda jugada”, detalla antes de convenir que Oleguer y Edmilson “son los jugadores ideales a los que presionar. Los dos son pobres en cuanto a control de espacio y tiempo”.

Aprovecha el informe para recordar que la ausencia de Xavi (estaba lesionado y no participó en la eliminatoria) provoca que las posesiones del Barça “son mucho más cortas y está bajo amenaza porque tienen jugadores que cometen muchos errores con balón” personalizando en Van Bommel.

“Cuando Ronaldinho se mete entre líneas es importante comunicarse con nuestro pivote defensivo porque puede que nuestro lateral no pueda seguirle porque se alejaría demasiado de su posición. Si el lateral debe salir mucho de su posición nuestro extremo tiene que ocupar su puesto ya que Gio (Van Bronkhorst) atacará por esa zona. Esto hay que pararlo con faltas”, especifica, destacando especialmente la figura de Messi.

“Es muy diferente a Giuly. Giuly daba más amplitud y profundidad. Messi lo contrario. Tiene total libertad y muchas veces acaba incluso en el lado contrario para hacer 2vs1 con Ronaldinho. Le gusta recibir la pelota temprano y saltar fases de juego llevando la pelota (la mayoría de veces hacia adentro con su pie izquierdo). Añade mucha creatividad y riesgo al partido en la 4a fase. Su regate es un simple toque en el último momento en el que el defensa va a intervenir. Faltas!”.

En ese sentido detalla el juego de los tres delanteros (Messi, Ronaldinho y Eto’o) alertando que el camerunés “hace un movimiento circular hacia el lado derecho donde está Messi para luego atacar en diagonal. Cuidado con el pase de primeras de Ronaldinho a Eto’o cuando el balón le llega desde el otro lado. Eto’o lee la jugada anticipadamente para evitar el fuera de juego y se mueve en función de la posición del balón. En la construcción de juego viene en corto para llevarse al defensa para luego atacar en profundidad. En ataque se coloca entre los dos centrales, siempre lejos del marcador y hay ¡que vigilar sus diagonales!”.

PRESIÓN Y ORGANIZACIÓN
Recordando la eliminatoria de la temporada 2004-05, en la que se impuso el Chelsea, el informe destaca el “cambio” en la personalidad ofensiva del Barça. “Transición ofensiva muy diferente al año pasado, te quieren matar enseguida. En cuanto recuperan juegan vertical hacia Ronaldinho o Messi” sostiene, para avisar la manera de evitarlo: “Si les presionas bien, su transición ofensiva es pobre y cometen errores. Esto es evidente en su primera línea donde Oleguer, Puyol, Márquez y Edmilson cometen errores constantemente y regalan la pelota y les podemos matar”, Con todo, avisa de la necesaria concentración: “Si perdemos la pelota en nuestro campo es peligrosísimo. Muy importante no cometer errores tontos en posesión”.

En el documento también se destaca que el Barça es “débil” en defensa. “Juegan muy abiertos y usan el fuera de juego muy mal. Cuando juguemos con nuestro delantero, Puyol saldrá de posición a por él. Edmilson siempre compensa ocupando su posición y esto nos permitirá matarles en profundidad o crear superioridad en el medio. El mayor problema es la posición de los laterales en relación con los centrales. Tenemos que matarles porque no dominan los espacios por dentro”.

De esta manera, a la hora de atacarle, se avisa la necesidad de “evitar su primera presión”, en la que “Deco y Eto’o son los más peligrosos porque son los que dictan cuando el equipo va a ir a presionar”. Superado este punto, se afirma, “si lo conseguimos, les matamos porque están muy abiertos. Necesitamos opciones en largo y abiertos para no perder la posesión. Al salir de la primera presión ellos están expuestos, laterales abiertos sin coordinar con los centrales, Puyol intentará salir para hacer el fuera de juego, lo hace mal, acordaros el gol del año pasado en el Bridge”.

La eliminatoria se solventó finalmente a favor del Barça, que venció 1-2 en Stamford Bridge e igualó 1-1 en Barcelona el 7 de marzo de 2006, con el Camp Nou en pleno cantando a Mourinho (‘Vete al teatro’). La rivalidad entre los dos equipos, nacida ya en la temporada anterior con pase del Chelsea, se repitió un año después, en la fase de grupos, y alcanzó un nuevo cénit en la semifinal de la temporada 2008-09, ya con Guardiola en el banquillo culé y Hiddink en el blue, con clasificación del Barça, a la postre otra vez campeón.

En 2012 y 2018 volvieron a cruzarse, en semifinales primero con pase para el Chelsea de Di Matteo (después campeón) y en octavos la pasada campaña, con el Barça superando la eliminatoria.