Fútbol
ESPN Digital 147d

Lo positivo y lo negativo del Tricolor en Copa Confederaciones

Alemania le puso freno de mano al sueño de México en la Copa Confederaciones con un contundente 4-1 en las semifinales del certamen, lo que generó múltiples dudas entre los aficionados de cara al Mundial a celebrarse el próximo año en el mismo país, pero el 'experimento' en Rusia también dejó puntos positivos.

A continuación el equipo de ESPN Digital presenta cinco temas a rescatar y cinco puntos a mejorar alrededor del combinado que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio.

Lo positivo

 

No más grito homofóbico

Entre amenazas y uno que otro castigo, finalmente la FIFA logró poner fin al famoso grito homofóbico que le ha ocasionado muchos problemas a la Federación Mexicana de Futbol. La afición tricolor, quien recibió la advertencia de que si gritaban serían sacados del estadio, finalmente se comportó a la altura y dejó el grito de lado.

Respaldo al proyecto por parte del grupo

Pese a que el entorno cuestionó con energía las decisiones que tomó el estratega cafetalero, al interior del representantivo tricolor se mantuvo la unidad, con base en la convicción de que el proyecto es el adecuado. Cada que se debatió con un jugador sobre una posible molestia por no tener regularidad de un partido a otro, la respuesta siempre fue para respaldar a Osorio. Jonathan Dos Santos llegó a declarar que las rotaciones hacen que todos los elementos se sientan importantes.

Capacidad de reacción

El conjunto azteca, en los cuatro compromisos hasta el momento, inició con desventaja. Los teutones fueron los únicos que no les permitieron emparejar los cartones, pero ante Rusia y Nueva Zelanda salieron con el triunfo y frente a Portugal rescató el empate en par de ocasiones. En anteriores citas un gol significaba el fin para el Tri.

Hay portero y Jonathan es clave

Guillermo Ochoa demostró desde el Mundial Brasil 2014 que en este tipo de torneos entrega buenas actuaciones, además, lo poco que se le vio a Alfredo Talavera ante Nueva Zelanda dejó buen sabor de boca en cuanto a esa posición. En caso de que Osorio decida poner a Memo o ‘Tala’, la portería tricolor estará muy bien resguardada.

El menor de los Dos Santos fue de lo más destacado de México en Rusia. Demostró que no se achica en escenarios importantes y respondió en cada oportunidad. Se perfila como un inamovible para la Copa del Mundo.

Alemania dio un importante aviso

Tras una sacudida tan importante como la de los teutones, es momento de cerrar filas y entender que estamos un paso por abajo de las grandes potencias. El poner los pies en el suelo es fundamental para crecer y encarar de manera diferente los duelos ante los equipos que dominan el balompié internacional.

Lo negativo

Osorio inventó posiciones

 

Si de por sí las rotaciones no gustan, el hecho de que Juan Carlos Osorio le pidiera a sus jugadores desempeñar posiciones que no eran naturales para ellos terminó por caer peor. A Oswaldo Alanís lo puso de lateral por izquierda, a Carlos Salcedo y Diego Reyes los habilitó como laterales derechos, a Raúl Jiménez lo puso de extremo por ambas bandas y a Giovani Dos Santos lo sacó del área llevándolo como extremo por derecha.

La palabra de moda: rotaciones

Argumentando descanso para sus jugadores y el mismo nivel entre los mismos, el cafetalero utilizó, hasta el momento, 22 de los 23 convocados. La falta de conocimiento y entendimiento sobre la cancha cobra factura en jugadas claves como las paredes entre los hombres de ataque o cuando se incorporan los laterales.

Generación dorada en peligro

Tras perder por 7-0 contra Chile en la Copa América Centenario, la Copa Confederaciones Rusia 2017 se convirtió en otra oportunidad de demostrar que la actual generación de mexicanos puede conseguir un título de importancia global.

Es la época en que más integrantes del seleccionado azteca compiten en el futbol europeo y ni así se pudo evitar una penosa derrota ante Alemania en semifinal.

Con la irregularidad mostrada en este torneo, se antoja muy complicado que el Tri logre trascender en el Mundial del próximo año, por lo que esta ‘camada’ de futbolistas se encamina a quedarse con las manos vacías en cuanto a objetivos cumplidos en escenarios de élite.

Definición ante el arco

El seleccionado mexicano generó opciones de gol suficientes para causar estragos en las metas enemigas con mayor frecuencia, pero el eterno problema al momento de concretar provocó que el porcentaje de aprovechamiento resultara por debajo de lo esperado. Los siete tantos que anotó el Tri en la justa se repartieron entre la misma cantidad de anotadores, sin que un ofensivo se adjudicara la etiqueta de goleador en la competencia. Como sucede en la eliminatoria mundialista, defensores debieron colaborar en la cosecha ofensiva.

Fiesta en el cuadro bajo

Jugadores fuera de su posición natural, como el caso de Diego Reyes, Carlos Salcedo y Oswaldo Alanís terminó por pasar factura, pero el punto más endeble del Tri pasó por la zaga, misma que sufría con los embates de sus adversarios. Ochoa y Talavera fueron los hombres del compromiso en más de una ocasión y eso nunca es buena señal para un equipo.

Queda mucho trabajo por hacer en esa zona.

^ Al Inicio ^