<
>

Barros Schelotto: 'El zapatazo de Quintero fue la diferencia'

play
Guillermo Barros Schelotto felicitó a sus jugadores (3:48)

"El Mellizo" expresó que "el mismo partido se iba a dar en cancha de River". Aseguró que la expulsión de Wilmar Barrios fue clave para que River tomara control del partido. (3:48)

“Quiero agradecer y felicitar a los jugadores de Boca por como jugaron; incluso cuando fuimos uno menos, o dos menos, al final empujaron.

Felicitar a River que es el campeón en una final donde cualquiera de los dos podía ganar; un partido muy parejo, dos equipos de primer nivel, gano River un partido muy parejo, donde no hubo diferencias. Quizás la diferencia fue el zapatazo de Quintero”, dijo Guillermo Barros Schelotto en rueda de prensa tras el encuentro.

Boca Juniors se había ido al descanso con una ventaja gracias al tanto de Darío Bendetto. Pero a Boca lo castigó la displicencia. Los fallos de cara a gol, la expulsión de Wilmar Barrios que dio más libertad a River Plate, la lesión de Fernando Gago en la recta final de la prórroga, pero sobre todo, el último disparo de Jara que en lugar de dar vida a Boca con el 2-2, se estrelló en la base del poste después de que Quintero pusiera el 2-1 para River.

Para Guillermo no hay más condicionantes; influencia externa del cambio de sede en el juego de sus hombres. Insistió en que no tiene nada que reprocharles, pues hasta el momento en que se quedó con diez, no había permitido más acción a River “y obviamente con un hombre de más en esa instancia y en ese momento… Estábamos en el alargue y se notó”.

“El mismo partido se iba a dar en la cancha de River o en Argentina en cualquier estadio.

En el primer tiempo manejamos bien la pelota, River no podía entrarnos , no tenía espacio, lo marcamos bien y llegamos con juego al area de River y hasta el empate de River me parece que fue siempre un partido parejo, nunca hubo algún equipo que se hubiera destacado por encima de otro”, explicó el entrenador de Boca.

La afición debe ser ejemplar siempre

Por otro lado, Barros Schelotto, destacó el comportamiento de la hinchada en el Santiago Bernabéu después de que el partido se disputara sin mayor incidente y las horas previas se vivieran en medio de una fiesta, pero con tranquilidad.

El entrenador argentino manifestó su esperanza en que la afición se lleve de vuelta la lección aprendida. Pero lo duda, pues “a veces somos incorregibles”.

“Es muy poco lo que podemos sacar provecho de este estadio, de la forma que se ha comportado la gente. Ojalá que mucho, pero a veces parece que somos incorregibles, que si se vuelve a dar la final dentro de unos años, no se podrá jugar”, dijo.

Tras felicitar al rival por ganar esta noche, el entrenador de Boca pidió a la Conmebol tomar “medidas” para evitar que otro incidente violento acabe con la máxima fiesta del futbol Sudamericano.

“En cuanto a lo deportivo, la verdad por mi está terminado. En cuanto a lo legal sería bueno que la Conmebol tome alguna medida, no con respecto a quien ganó la Copa o alguna sanción a River o a Boca, pero no puede ser lo que sucedió el otro día, que hayan atacado un micro del rival. Eso está más allá de Boca o River”, sentenció.