<
>

Las sedes del Mundial: Kazan

play
Te mostramos Kazan, una de las sedes de la Copa Confederaciones (3:56)

Este sábado se realizará el sorteo de la Copa Confederaciones 2017. (3:56)

BUENOS AIRES -- La "tercera capital de Rusia" hizo su aparición en el mapa futbolero hace menos de una década, cuando el modesto Rubin Kazán dio el golpe ante los gigantes CSKA Moscú, Spartak y Zenit y se coronó campeón nacional. Hasta aquel glorioso 2008, la capital de la República de Tartaristán no había logrado tener en el fútbol la misma importancia que gozaba en los ámbitos cultural y político. Vivía a la sombra de Moscú y San Petersburgo, pero el ya legendario equipo de Kurban Berdyev logró darle un lugar de privilegio que hoy le permite ser sede del sorteo de la Copa Confederaciones, mientras espera recibir el Mundial en 2018.

Como en casi todas las ciudades rusas, los obreros de una fábrica fueron los primeros que patearon una pelota en Kazan. En 1936, un grupo de trabajadores de la industria aeronáutica militar Gorbunov decidió fundar un club de fútbol. No tardaron nada en convertirse en el mejor representante futbolístico de la ciudad y comenzaron a jugar en las divisiones de ascenso de la liga soviética como parte de la sociedad deportiva Dínamo. Aunque nunca jugó en la máxima categoría, tuvo actuaciones dignas hasta que en 1949 dejó de participar de los campeonatos oficiales.

Tras la disolución de Dínamo, el club cambió de nombre varias veces, debido al carácter secreto de la actividad de sus futbolistas. Se llamó "Club del distrito Lenin", "Krylia Sovetov", "Iskra" y finalmente, "Rubin". En 1958, Kazan decidió aprovechar la ampliación de la Liga de la URSS e inscribió a "Iskra Kazan" en la división B del campeonato nacional. Ese es el año de la fundación oficial del club que hoy es el más importante de la capital tártara.

Kazan es una de las ciudades más antiguas de Rusia. Hace once años celebró su milésimo aniversario. En 1005, los búlgaros del norte construyeron un fuerte fronterizo, que 400 años más tarde cayó en poder de las Hordas de Oro, creadoras del Kanato tártaro de Kazán. Así, el pueblo tártaro se asentó en esta región, donde permanece hasta nuestros días.

En los últimos cinco siglos, debieron soportar tiempos muy duros, como cuando en 1552 Iván el Terrible conquistó el Kanato para Rusia y masacró a la mayor parte de su población. También sufrió una destrucción parcial en 1774, como consecuencia de la revuelta de Pugachev. Luego, la emperatriz Catalina la grande impulsó la reconstrucción de Kazan y el zar Alejandro I fundó la Universidad Estatal de Kazán, que convirtió a la ciudad en un importante centro de la Rusia oriental.

Tartaristán es una de las 22 repúblicas de la Federación Rusa. Su capital es reconocida como la ciudad más cosmopolita de la nación. Musulmanes, cristianos ortodoxos, judíos y católicos conviven en armonía desde hace siglos. Esa diversidad se puede apreciar en la arquitectura y también en la forma de vida de los habitantes. Sin dudas, pasar unos días en Kazan durante la Copa Confederaciones o el Mundial será una experiencia inigualable.

En 1964, el club adoptó el nombre de Rubin y un año más tarde logró el ascenso a la segunda división, su techo máximo en la liga soviética. Tras varias décadas navegando en la intrascendencia del ascenso, en 2002 dio el salto a la división de honor rusa. El alcalde de la ciudad, Kamil Ishakov, se había hecho cargo de la institución seis años antes y con él llegó la tranquilidad y, sobre todo, el sustento económico para ir en busca de empresas más trascendentes.

Bajo el mando de Bekievich Berdiyev, un entrenador musulman suní practicante que cambió la mentalidad del club, el equipo se coronó campeón ruso por primera vez en 2008 y repitió un año más tarde. Sergei Semak, Savo Milosevic, Sergei Rebrov, Gökdeniz Karadeniz, Sergei Ryzhikov, Cristian Ansaldi, Christian Noboa, "Chori" Domínguez, Aleksandr Bujárov y Aleksandr Ryazantsev eran las figuras del plantel. De estos, solo Bujárov era tártaro, de la ciudad de Náberezhnye Chelny.

El Kazán Arena es uno de los pocos estadios sede del Mundial que ya está terminado. Las obras de construcción comenzaron en 2010 y concluyeron en 2013. Fue sede de la Universiada 2013 y está ubicado en el distrito de Nueva Savinovsky. Recibirá cuatro partidos de la Copa Confederaciones y seis del Mundial, entre los que se destaca uno de cuartos de final.

Kazán, la ciudad que se destaca por su diversidad étnica y cultural y que supo ganarse un lugar entre las más ganadores del fútbol nacional, ya está lista para vivir la Copa Confederaciones y comenzar a preparar el plato fuerte: la Copa del Mundo.

Primera entrega: Moscú
Segunda dentrega: San Petersburgo