<
>

Un baile inolvidable

MONTEVIDEO (EFE) -- Uruguay, con tres goles de Diego Forlán, aprovechó las franquicias de una selección peruana alicaída y con poca resistencia para vapulearla por 6-0 y dejarla en terapia intensiva, en partido de la sexta jornada de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica 2010.

El seleccionador uruguayo, Oscar Washington Tabárez, dispuso cuatro cambios en la alineación titular con relación al equipo que igualó 1-1 el sábado frente a Venezuela, también en Montevideo, dejando en claro su disconformidad con la pobre actuación del equipo en ese encuentro.

A esos cambios se sumó la ubicación en el campo mucho más adelantado que en el partido anterior del goleador Forlán, del español Atlético de Madrid y Pichichi de la anterior temporada, que se despachó con tres goles.

El equipo peruano, penúltimo en las eliminatorias y con su futuro muy complicado, se mostró nervioso desde el inicio y apareció distraído cuando a los 8 minutos una habilitación larga fue recibida por Forlán que tocó por encima del arquero, Leao Butrón, para marcar la apertura.

El gol le dio tranquilidad a los uruguayos y puso de mal humor a los peruanos y antes de los 10 minutos sus delantero Paolo Guerrero y Juan Carlos Mariño recibieron amonestaciones.

A los 15 minutos, el equipo visitante tuvo la posibilidad de empatar pero un remate bajo del capitán Nolberto Solano fue devuelto con dificultades por el arquero uruguayo, Juan Castillo.

El equipo uruguayo manejaba el balón sin demasiada profundidad pero tampoco sin sobresaltos cuando llegó el segundo gol.

En un saque de esquina, el peruano Guerrero forcejeó con el defensor uruguayo Diego Godín y lo derribó, por lo que el árbitro, el chileno Pablo Pozo, marcó un penal muy protestado por el conjunto de Perú, dirigido por José Chemo del Solar. Forlán (m.37) remató potente y cruzado para marcar el segundo gol.

Guerrero, fuera de sí, protestó con vehemencia frente a Pozo, pese a que sus compañeros intentaron detenerlo, y el árbitro no tuvo más remedio que mostrarle la tarjeta roja de expulsión.

En el segundo tiempo, con un futbolista más y con un equipo peruano bajo anímicamente, Uruguay se dedicó a sumar goles.

Forlán, por momentos imparables para la defensa rival, marcó el tercer suyo y del equipo con golpe de cabeza (m.56).

Posteriormente, fue el tiempo de Carlos Bueno que anotó otros dos goles (m.60) con golpe de cabeza a saque de esquina de Forlán y con toque colocado tras un ingreso lateral al área (m.69).

En el último minuto Sebastián Abreu, de River Plate, de Argentina, uno de los que dejó su lugar entre los titulares e ingresó poco antes, marcó el sexto gol con potente remate.

La selección peruana no opuso prácticamente resistencia en la segunda mitad y la abultada derrota, la cuarta en seis partidos y con solo 3 goles a favor en seis partidos marcados y 14 recibidos dejó al Chemo Del Solar en situación comprometida y a Perú muy lejos del Mundial.

La victoria le permite a Uruguay respirar un poco mejor de cara al futuro y recuperar sus ilusiones de una posible clasificación para el Mundial de Sudáfrioca 2010.

Este partido, que abrió la sexta jornada de las Eliminatorias Sudamericanas, disputado en el estadio Centenario, de Montevideo, fue presenciado por 30.000 personas.