<
>

Más cerca la visita

SANTIAGO DE CHILE (EFE) -- La selección de Chile igualó sin goles con Uruguay, un rival que fue superior en el Estadio Nacional de Santiago y pudo sacar todo el botín a un equipo reducido por una expulsión desde los 33 minutos.

El resultado dejó a los chilenos en el tercer lugar, con 20 puntos, cuatro menos que los del líder, Paraguay, y a los uruguayos con 17, siendo quintos, debiendo ahora jugar el repechaje.

Uruguay supo anular a jugadores desequilibrantes como Alexis Sánchez, Matías Fernández y Humberto Suazo, que poco inquietaron el arco de Sebastián Viera.

Pese a ello, a los cuatro minutos se salvó Uruguay gracias a una gran jugada colectiva que terminó en los pies del centrocampista Mauricio Isla, quién disparó fuerte, rebotó en un defensa y salió apenas desviado de la portería de Viera.

Los uruguayos ocuparon las bandas a través de Cristian Rodríguez y Álvaro Pereira, pero la defensa chilena hasta esos momentos supo contrarrestar la presión de los charrúas.

A los 13 minutos, Uruguay inquietó al arquero Claudio Bravo en una jugada del zaguero y capitán Diego Lugano, que ganó en el salto a toda la defensa chilena.

Las escaramuzas de Uruguay se sintieron con peligro dos veces más hasta que, a los 33 minutos, el árbitro argentino Héctor Baldassi expulsó por doble amonestación a Isla.

A los 43 minutos, se repitió una llegada clara de Uruguay cuando Luis Suárez intentó de media distancia, pero Bravo se quedó con la pelota.

En el segundo tiempo, ingresó el chileno Roberto Cereceda por Manuel Iturra, quién había entrado a la cancha a los 37 minutos en reemplazo de Jean Beausejour. Sólo ocho minutos estuvo en el campo de juego el jugador de la plantilla de la Universidad de Chile.

Prácticamente, todo el segundo tiempo se convirtió en un infierno para los chilenos ya que los uruguayos se volcaron sobre terreno local y en ese período todos los espacios fueron copados por los charrúas, que en varias oportunidades estuvieron a punto de convertir en el arco de Claudio Bravo, a través tanto de Cristián Rodríguez como de Luis Suárez y Diego Forlán.

De hecho, el aquero Bravo se convirtió en la figura y protagonista del partido entre chilenos y uruguayos ya que gracias a sus estiradas, los de Marcelo Bielsa se salvaron de caer en el marcador.

Chile aguantó un nuevo chaparrón, ya que la selección visitante atacó por todos los sectores, mientras los hombres del representativos local se mostraron fatigados.

A los 88 minutos, una mano de Pablo Contreras bloqueó un centro pero Baldassi no cobró infracción, lo que fue reclamado por los jugadores uruguayos incluso después de finalizado el encuentro.