<
>

Una oportunidad menos

BUENOS AIRES -- Arsenal y Banfield protagonizaron una justa igualdad, 1-1 en el Viaducto de Sarandí, por la novena fecha del torneo Apertura de Primera División.

Los goles, ambos en la segunda etapa, fueron convertidos por Iván Marcone, a los 15 minutos, y el uruguayo Sebastián Fernández, a los 31. Santiago Silva, de la visita, estrelló en el travesaño un disparo penal a los 34 del segmento inicial.

Con ese tanto, Fernández terminó con el invicto del arquero Cristian Campestrini, de local, el que llegó a los 391 minutos.

Banfield fue mucho mejor en el primer tiempo, mientras que Arsenal consiguió abrir el marcador en el segundo justificando su levantada. De todos modos, el Taladro siguió luchando y consiguió el justo empate.

Arsenal también marró un penal, ya que, a los 42, el envío de Diego Galván pegó en el horizontal.

Arrancó mejor el local, bajo la conducción de Cristian Alvarez y las apariciones de Mauro Matos y Franco Jara en ataque mantuvo muy atento al arquero Cristian Lucchetti, pero pasado el primer cuarto fue Banfield el que de a poco comenzó a rondar la zona de Campestrini.

El mejor andar de los conducidos por Julio Falcioni, con Marcelo Quinteros, Maxi Bustos y Walter Ervitti se fue acentuando y pasada la media hora Silva estrelló un tiro penal en un ángulo por falta de Aníbal Matellán a Fernández.

La primera acción de peligro fue a los 16 minutos con un derechazo de Matos que Lucchetti alcanzó a manotear.

Tres minutos más tarde contestó el Taladro con un disparo apenas alto del colombiano James Rodríguez, quien a los 31 volvió a exigir al arquero local con un tiro libre muy bien ejecutado.

A los 33 minutos Matellán y Fernández se tomaron mutuamente en un costado del área y el árbitro Saúl Laverni, en acertada medida, sancionó el tiro penal para la visita. Lo ejecutó Silva, disparo alto que dio en el ángulo superior izquierdo de Campestrini.
Pareció despertar Arsenal. A los 36 Alvarez ejecutó un tiro libre desde la derecha y el defensor Cristian Tula cabeceó apenas alto ingresando por detrás de los defensores visitantes.

Siguió mucho más incisivo Banfield con Fernández y Silva en plena ofensiva y, cuando se cerraba el primer tiempo, otra vez Rodríguez puso de relieve los grandes reflejos de Campestrini con un disparo a quemarropa muy bien contenido por el arquero.
Y a los 45 fue Marcelo Quinteros el que se fue por la derecha, eludió al arquero y su toque suave de derecha se fue muy cerca de la base del palo derecho del arco local.
El complemento no trajo nada nuevo, Banfield siguió siendo más agresivo y con mayor control de pelota.

Pero a lo 9 minutos, Jara desde la medialuna sacó un remate a rastrón que pasó muy cerca del palo derceho de Lucchetti quien ya no tenía nunguna chance.

En otra contra de Arsenal, a los 15, el equipo de Jorge Burruchaga consiguió la apertura del marcador con un bombazo espectacular de Marcone que sorprendió al arquero. Golazo y una total injusticia por lo que había sucedido hasta ahí.

El gol afectó a Banfield, perdió la presión del medio y sus arietes ofensivos se quedaron sin los abastecedores. En cambio, Arsenal se mostró más sólido y se plantó decididamente en campo adversario.

Pero a los 32, Walter Erviti envió un córner desde la derecha, la bajó Silva y su compatriota Fernández, tras recibir la pelota de espalda, dio una mediavuelta y definió a la izquierda de Campestrini.

El 1-1 fue razonable, porque el partido fue luchado, cambiante y entretenido de a ratos.