<
>

Justo empate en el Azul (1-1)

MÉXICO (Graciela Reséndiz) -- Pumas se metió al estadio Azul y rescató un valioso punto en el clásico ante el Cruz Azul, aunque el 1-1 de ninguna manera borra el flojo torneo que están teniendo los universitarios de la mano de Antonio Torres Servín, cuya prueba aprobó hoy ante un rival puntero.

Sin embargo, el novel entrenador no logró superar los números de su antecesor en el timón en un arranque de torneo. En seis partidos del Clausura 2013, el equipo bajo su tutela suma 6 puntos, 1 menos que en el Apertura 2012 rescató Joaquín del Olmo (7) y fue relevado por Mario Carrillo, por cierto.

Las anotaciones fueron obra de Mariano Pavone, de penalti, al minuto 22, y se reafirma el argentino como el mejor romperredes de los celestes. Por Pumas anotó Eduardo Herrera al 46' del primer tiempo también.

El 1-1 deja a la Máquina con 13 puntos y continúa invicta, mientras que Pumas llega a 6 y sigue debajo de la media tabla, con apenas un triunfo. Las estadísticas entre ellos se mantienen favorables a los locales con 39 victorias por 27 de los visitantes; y los empates ascienden a 30.

DE IDA Y VUELTA

Como se esperaba, el duelo comenzó a todo lo que da en el estadio Azul entre un gran ambiente generado por un estadio Azul repleto de aficionados, más azules que universitarios.

La Máquina tomó de inmediato la iniciativa con el refuerzo argentino Nicolás Bertolo por vez primera de inicio como volante derecho, Pumas siguiéndole el ritmo, sin sentirse menos pese a su flojo arranque de torneo.

Mariano Pavone tuvo el primer esbozo al frente, pero el balón le pasó de largo a centro de Teófilo Gutiérrez. Pero Pumas respondió con un arribo entre Robin Ramírez quien envió por izquierda un centro y que quiso cerrar por derecha Martín Bravo. Esta mancuerna creó serio peligro en la meta defendida por Chuy Corona. Pero del otro lado Alejandro el Picolín Palacios no la tuvo nada fácil, sobre todo cuando a unos metros vio que a su hermano Marco le marcaban un penalti por una falta en el área sobre el Chaco Giménez al minuto 21. Al 22', Pumas ya estaba contra la pared con el penalti bien cobrado por Pavone, quien mandó su disparo por el centro, sin nada qué hacer el Picolín Palacios para evitar el 1-0 en contra.

El juego era intenso, con el sol a plomo, con mucho desgaste físico por ambos lados.

Diferencias en nombres no había en la cancha. Y la Máquina seguía encimando. Teo ingresó por derecha eludiendo dos rivales y a tiempo el portero puma desvió el balón.

De nuevo la dupla Robin-Bravo va al frente, pero el argentino no logro rematar.

Enseguida Bravo busca el empate de media vuelta y nada. Pero la igualada se huele y se dio ya al minuto de compensación con pase largo que aprovechó Eduardo Herrera en el área; el delantero mexicano dejó botar el esférico y empalmó para hacer un golazo. El 'goya' no se hizo esperar en las tribunas. El 1-1 era justo hasta el momento.

La segunda parte tendría que ser mucho mejor, pues ninguno de los dos se iría a gusto con un punto. Recomenzó el encuentro igual de peleado, aunque con menos llegadas, más peloteo y varios cambios que no generaron mucho a la ofensiva, aunque defensivamente sí que cumplieron su cometido.

Por los celestes, Guillermo Vázquez prescindió de un delantero como Teo e hizo ingresar al zaguero Alejandro Flores, aunque la línea seguía siendo de cuatro en el fondo. Luego sacó a Bertolo por Javier el Chuletita Orozco, quien ya no gozó del juego de toma y data del primer tiempo. Ahora las marcaciones eran más cerradas y el Chuletita estuvo muy cuidado.

Pumas hizo un cambio pasado el minuto 15, sacando a Robin por el volante Emilio Orrantia, quien tampoco tuvo suerte y tuvo más trabajo quitando balones.

Aun así, Corona salió a tiempo por un balón que Herrera tuvo para anotar al 68', tras un servicio raso de Bravo, convertido en el alma de los universitarios, pero lo chocó mal y el guardameta local salvó su meta.

Luego, la Máquina quiso pitar. En un balón en el área, Gerardo Flores buscó el balón por arriba, pero su cabezazo fue desviado por el portero auriazul con ambas manos al 73'. Paradón universitario, porque ya se cantaba el gol. Pero Pumas también le puso peligro a Chuy Corona, quien en mano a mano con Herrera en su palo derecho vio cómo falló el atacante puma, tras un rebote.

Ya al minuto 90, cuando ambos equipos prácticamente se conformaban con el 1-1, el capitán celeste Gerardo Torrado fue tontamente expulsado por hacer una barrida en la media cancha sobre el argentino Martín Romagnoli.