<
>

Scocco abrió el camino para el triunfo de Newells ante Belgrano

ROSARIO -- La habitual cuota goleadora de Ignacio Socco le abrió en la noche de este viernes a Newell's Old Boys el camino hacia la victoria por 2-0 ante Belgrano en el Estadio Marcelo Alberto Bielsa.

Por la cuarta fecha del Torneo Final, Scocco, de cabeza, puso el 1-0 a los 29 minutos del primer tiempo y sobre el cierre del juego completó el triunfo Maximiliano Urriti, de contraataque.

Cuando se afrontaba tiempo adicionado, hubo serios incidentes en la tribuna visitante.

Ocurrió que la policía desalojó en forma violenta a la parcialidad cordobesa y cuando los futbolistas fueron a reclamar, en medio del tumulto, se advrrtió el puntapié que el defensor Luciano Lollo le aplicó a un agente y, poco después, el inconcebible palazo que un miembro de la infantería le aplicó en el rostro a Gastón Turús, a quien le causó un corte en el pómulo izquierdo.

Tras esa escena, el árbitro Mauro Giannini expulsó a Lollo. Este triunfo le permitió a los dirigidos por Gerardo Martino enderezar su campaña en esta competencia doméstica y llegar a los siete puntos, tres más de lo que totaliza su adversario de turno.

El primer período fue parejo hasta el cuarto de hora inicial, con un Newell's que asumió el protagonismo y un Belgrano especulativo que apostó al contraataque.

Con todo, la primera situación de riesgo la tuvo la visita, a los 12 minutos, con Lucas Melano, quien falló un cabezazo. Un minuto más tarde, contestó Newell's, con un disparo de Scocco que tapó Juan Carlos Olave. El rebote lo tomó Maximiliano Rodríguez, pero nuevamente el arquero cordobés cerró la puerta de su valla.

A partir de ese momento fue todo del local, que siempre se tornó más peligroso ante un Belgrano refugiado en su campo.

Newell's logró quebrar la paridad a los 29, después de una buena jugada colectiva entre Víctor Figueroa y Rodríguez. Maxi desbordó por izquierda, tiró el centro y Scocco conectó de cabeza para poner el 1-0.

Más allá del tanto, Belgrano no fue a buscar la igualdad, mientras que Newell's siguió manejando la pelota, aunque la última chance de la etapa fue para los celestes, con un cabezazo de Jorge Velázquez que salió cerquita del objetivo.

El segundo episodio continuó siendo bastante parejo, aunque Newell's dispuso de las mejores escenas, especialmente en los primeros 10 minutos y sobre el epílogo del compromiso.

Tuvo una oportunidad para los anfitriones el paraguayo Marcos Cáceres en el minuto 3, pero tiró arriba del travesaño, tras un gran pase en profundidad de Figueroa.

A los 8, en una acción profunda, hubo una jugada individual de Maxi Rodríguez entre tres rivales, pero le cometieron una infracción. El propio Maxi ejecutó un tiro libre que pegó en el ángulo izquierdo del arco de Olave.

Después el encuentro se hizo bastante trabado en la mitad de la cancha y Ricardo Zielinski demoró los cambios para darle mayor movilidad al ataque.

De todos modos, hubo una ocasión para los Piratas a los 31, cuando Juan Quiroga lanzó un centro desde la izquierda, Velázque le ganó a todos de cabeza y el balón pasó cerca del segundo palo. Una vez más Sebastián Peratta no se animó a salir a cortar.

Cuando ya se jugaba tiempo adicionado, la policía desalojó en forma violenta a la parcialidad visitante. Al ir a reclamar los futbolistas de Belgrano, se vio por un lado el puntapié de Lollo y por otro el bastonazo incalificable con que un policía lastimó a Turus.

Al reanudarse el juego Maxi Urruti garantizó la victoria, pero la noche ya había quedado teñida de vergüenza.