<
>

Gimnasia derrotó por 1-0 a River, en el Bosque

LA PLATA (DyN) -- River Plate dio en la noche de este domingo un paso en falso en La Plata ante Gimnasia, dejó muchas dudas y perdió 1-0, en lo que fue su debut en el Torneo Inicial 2013, uno de sus objetivos para este semestre.

El lateral izquierdo Lucas Licht anotó de penal, en el segundo período, el gol para la victoria del Lobo, que festejó su vuelta a Primera y que tuvo en el arquero Fernando Monetti al hombre más importante de la cancha.

En tanto, el equipo de Ramón Díaz, que no contó con sus incorporaciones Jonathan Fabbro y el colombiano Teófilo Gutiérrez debido a que no están todavía habilitados, fue un conjunto al que le faltó generación de juego y peso ofensivo.

Gimnasia tuvo un mejor comienzo de partido, presionando a River y sin dejarlo jugar. El lugar elegido por el local fue el lado izquierdo de la defensa visitante, donde se ubicó el colombiano Eder Álvarez Balanta. Por allí, tanto Facundo Oreja como Facundo Pereyra desnivelaron con su velocidad.

A los 3 minutos, los platenses tuvieron su primera oportunidad, con un remate de Pereyra por arriba del travesaño. Un minuto más tarde, Oreja tiró el centro desde la derecha, conectó Pereyra de derecha y el arquero Marcelo Barovero sacó al córner.

Así, Gimnasia era el patrón del partido frente a un inmóvil River que se vio sorprendido por la agresividad del oponente.

Pero, a partir de los 15 minutos, el visitante empezó a animarse un poco más y generó peligro, con las llegadas por los costados de Osmar Ferreyra y del colombiano Carlos Carbonero. Sobre los 15, Manuel Lanzini conectó de cabeza un centro de Ferreyra y el balón se fue al lado del poste izquierdo de Monetti.

Un minuto más tarde, Carbonero probó desde afuera y el esférico salió apenas afuera.

A partir de entonces los dos elencos se prestaron la pelota y pudieron aprovechar el momento que tuvieron en la etapa. En el segundo segmento, Gimnasia estuvo muy cerca a los 13 minutos, con una maniobra de Osvaldo Barsottini, quien se perdió la conquista debajo del arco millonario.

El local era más peligroso y, a los 27, Jonatan Maidana le cometió un claro penal a Federico Rasic y, a los 29, Licht anotó el gol con un suave remate sobre el poste derecho de Barovero.

En los minutos finales, River llegó como pudo al área local, y con centros complicó a Gimnasia, pero se encontró con un invulnerable Monetti, quien le sacó un remate a Carbonero y un cabezazo a Giovanni Simeone.