<
>

Chivas logra la voltereta y le quita el invicto al líder Cruz Azul

MÉXICO (Ricardo Cariño / ESPN.com.mx) -- Cruz Azul exhibió su peor futbol ante Chivas y perdió el invicto al caer 2-1 de local. El líder del torneo no pudo con un Rebaño que llegaba en plan de victim, sin embargo, de la mano de un excementero fue como pudieron robarlo tres puntos al líder.

Chivas inició el duelo siendo superior. El conjunto tapatío lucía peligroso con sus arribos por las bandas y en el centro del campo estaba un viejo conocido de los de casa, Marco Fabián.

Aunque Chivas había generado ocasiones de peligro, el que estuvo cerca de sorprender fue el brasileño Alemao. El delantero intentó de "taquito" un contragolpe bien acompañado de Mauro Formica y "Chaco" Giménez; sin embargo, su remate terminó en saque de puerta y los gritos de gol de la grada se ahogaron al ver el balón a escasos centímetros del marco.

Posteriormente, Xavier Báez pasó dentro del área a Formica, el argentino leyó el movimiento de Flores y en los límites del área chica este remató venciendo a Luis Michel.

Corona, al minuto 44, impidió un gran tiro libre de Raúl López, quien en falta directa remató colocado al ángulo izquierdo. La figura del cancerbero se hizo presente con un gran lance y mandó el balón a tiro de esquina.

La segunda mitad fue de errores para el conjunto local que aunque tuvo dos ocasiones claras a puertas, una de Xavier Báez y otra de Rogelio Chávez, no pudieron finiquitar el marcador y le dieron esperanzas a los visitantes.

El ingreso de Aldo de Nigris les marcó el camino. El delantero aprovechó su primera oportunidad al rematar de cabeza un centro dentro del área grande. La afición en el estadio explotó y el conjunto tapatío se llenó de valor, la voltereta estaba al alcance.

El segundo tanto no tardó en caer. Carlos Fierro ingresó y poco después, Rogelio le barrió a lo que Francisco Chacón marcó infracción fuera del área.

Fabián tomó el esférico y con un toque colocado y fuerte superó a la barrera y al mismo Corona, quien recibió su tercer tanto en el Clausura 2015, pero el más doloroso, pues su escuadra caía por primera vez.

Los últimos minutos estuvieron llenos de intensidad y conatos de bronca. La temperatura del enfrentamiento provocó que Christian Giménez -una vez más- perdiera la cabeza y se hiciera de palabras con los rivales y llegara a los empujones. Al final la pelea no tuvo mayores consecuencias en tarjetas, pero Chivas dio la campanada y deja la tarea a Leones Negros, quienes se hundirán más en el descenso si no ganan el domingo.