<
>

Todavía mantienen vivas sus esperanzas

BARRANQUILLA (EFE)-- Las selecciones de Colombia y Chile empataron el sábado a un gol en el estadio Metropolitano de Barranquilla y mantienen hasta la jornada final la emoción por la plaza de la repesca para la fase final del Mundial 2006.

Luis Gabriel Rey, por Colombia en el minuto 24, y Ricardo Rojas, por Chile en el minuto 64, fueron los encargados de marcar los goles del compromiso, que deja a cada uno de los equipos con 21 puntos, uno menos que Uruguay, que también empató ante Ecuador, por lo que los tres equipos siguen con opciones hasta la última jornada.

El encuentro comenzó con la presión propia del equipo local, aunque Chile intentó llegar con remates de pelota quieta, muy lejos del objetivo.

La primera llegada de Colombia se registró en el minuto 5 tras un tiro libre de Gerardo Bedoya, que pasó muy cerca del palo izquierdo de la meta defendida por Bravo.

Fue luego Elkin Soto en el minuto 8 quien remató con peligro a la portería chilena.

Colombia comenzó a llegar con toques y con un Víctor Pacheco que sin ser el mejor, mostraba un buen manejo del balón y de enlace con la delantera, manteniendo a Chile metido en su terreno.

El equipo local se adueñó definitivamente de la pelota, pero estaba ante un rival bien parado en defensa.

Sin embargo, la persistencia colombiana dio fruto en el minuto 24, tras un cabezazo de Luis Gabriel Rey, tras una jugada que inició Gerardo Bedoya y que terminó con el primer gol para el equipo de Reinaldo Rueda.

El equipo local siguió buscando la confirmación del triunfo, con remates de Angel y de Palacio, que volvieron a ilusionar a la afición colombiana.

Chile intentó adelantar un poco las líneas en su intención de igualar el resultado, pero la presión y la buena recuperación del balón de Colombia se lo impidió.

El juego se tornó lento, aunque Chile inquietó en el minuto 42 la portería de Miguel Calero, tras un buen remate de Luis Jiménez que alcanzó a preocupar a la afición que llegó al estadio Metropolitano.

En la etapa complementaria, Chile salió más ofensivo, para tratar de lograr el empate, pero Colombia reaccionó bien, intentando controlar el balón.

Con el correr de los minutos el juego se mostró un tanto enredado y sin que los porteros se inquietaran por alguna llegada peligrosa.

En el minuto 56, una buena jugada del conjunto colombiano casi sentenció el marcador, pero Rey no acertó a rematar la acción que comenzó Restrepo.

Luego fue Chile el que en el minuto 60 pudo empatar el juego con un cabezazo de Rodrigo Pérez que sacó Calero. Fue éste el presagio del gol que llegaría minutos después por intermedio de Ricardo Rojas, tras un cabezazo que igualó el partido en el minuto 64, luego de un cobro de tiro libre de David Pizarro.

Colombia intentó por momentos, y el técnico Rueda decidió incluir a Patiño y a Arzuaga, con la idea de refrescar el grupo para volver a poner en ventaja a su equipo.

Sin embargo, Chile seguía luchado y Pinilla estuvo cerca de marcar la ventaja para su equipo en un remate que pasó muy cerca del travesaño en el minuto 75.

Un contragolpe de Colombia volvió a emocionar a la afición, pero Martín Arzuaga no pudo concretar, cuando corría el minuto 78.

Luego fue Navia el que volvió a inquietar a Calero en favor de Chile.

El partido acabó con la tensión propia de los últimos minutos y con la presión de un resultado que deja a los dos en desventaja respecto a Uruguay, la tercera selección en discordia para la plaza que da derecho a la repesca para la cita germana.