<
>

Sumó tres puntos casi sin esforzarse

BUENOS AIRES (DyN) -- Después de un primer tiempo muy pobre, Lanús dominó con claridad a un desconocido Rosario Central y se quedó con un merecido triunfo por 2-0 que le permite acercarse a dos puntos de su ocasional vencido en la tabla de promedios del descenso, un dato que no es menor pensando en la próxima temporada.

Cristian Fabbiani, en el inicio de la segunda etapa, y el ingresado Sebastián Leto, a quince minutos del final, le dieron la victoria al conjunto "granate", que en esos 45 minutos finales dejó una imagen muy diferente a la brindada en La Bombonera una semana atrás.

El primer tiempo fue para el olvido. Muy friccionado en el centro del terreno, el partido tuvo escasas llegadas frente a los arcos y terminó aburriendo a todos los presentes.

La iniciativa la mantuvo Lanús, pero Central, que se paró de contra, logró anular a Marcos Aguirre y el local se quedó sin creación.
Por ello Lanús se vio obligado a lanzar infinidad de centros que, casi siempre, murieron en la cabeza o los pies del "Colorado" Ramiro Fassi y Ronald Raldes, muy seguros para resolver dentro de su área.

Apenas dos jugadas claras hubo en esos 45 minutos iniciales. A los 7 minutos un centro de Rodrigo Archubi fue cabeceado por Cristian Fabbiani, pero su envío se fue cerca del palo izquierdo del arco defendido por Juan Ojeda.

Y al promediar la etapa el que tuvo el gol fue Eduardo Coudet, quien, exigido en la marca por Mauricio Romero, no pudo resolver solo frente a Bossio, quien rechazó su disparo por encima del travesaño.

Las cosas cambiaron en la parte complementaria, cuando se juntaron Archubi, Aguirre y Manicero, sociedad que le dio más agresividad al equipo de Cabrero.

Y rápidamente el "Grana" cosechó dividendos cuando Fabbiani, tras una buena combinación de los anteriores, recibió dentro del área y de derecha puso el 1-0.

Ahí murieron las ilusiones del equipo de Zof, que, prácticamente, no llegó nunca. Apenas si lo hizo con un disparo de Coudet que Bossio controló sin problemas, y con un cabezazo de Borzani, que se fue cerca del palo derecho.

El local siguió siendo más. Por momentos lo dejó venir al "canalla", pero siguió controlando el partido. Y lo liquidó cunado Sebastián Leto, un minuto después de haber ingresado al terreno de juego, conectó un centro de Manicero y puso el 2-0 definitivo.

Fue un merecido triunfo de Lanús, que cerró en el encuentro con algunos lujos de su figura, Diego Manicero. Central terminó penando por una pálida actuación, que se tornó más opaca cuando, en el cierre, una fuerte entrada de "Pirulo" Rivarola sobre Fabbiani derivó en su expulsión.