<
>

Un clásico de Sudamérica

ESTADOS UNIDOS (EFE) -- Colombia se convirtió en un exigente examinador de Ecuador al empatar 1-1 en el partido amistoso que disputaron en la ciudad estadounidense de Nueva Jersey, como parte de la preparación ecuatoriana para la disputa del Mundial de Alemania 2006.

El ecuatoriano Segundo Castillo, a los 52 minutos, y el colombiano Elkin Soto, a los 55, anotaron los goles del encuentro.

El buen control de pelota con el que comenzó Ecuador, duró 10 minutos, en los que pudo adelantarse tras un disparo de Méndez, a los 6, que De la Cuesta envió al tiro de esquina.

Colombia reaccionó, se ordenó mejor en el campo de juego y a través de Moreno creó las mejores llegadas a la portería de Mora.

Precisamente Moreno originó un contraataque que hizo salir del área a Mora, perdió en forma fácil el control de la pelota y remató, pero Guagua salvó, a los 10 minutos.

Patiño sorprendió con un disparo cruzado desde 30 metros, que soltó Mora, anotó Rodallega, a los 33 minutos, pero el árbitro anuló el gol por posición adelantada del goleador colombiano.

Pese a las dificultades defensivas del cuadro ecuatoriano, sus atacantes también disfrutaron en los últimos minutos de varias oportunidades, pero la falta de precisión de Méndez, Valencia y Kaviedes, permitieron que el primer tiempo terminara sin goles.

Ecuador reanudó el partido con mayor proyección ofensiva, merced a las acciones de Reasco y Ambrossi, hasta que en una acción individual de Kaviedes originó la jugada que terminó en gol, tras el lanzamiento de un tiro de esquina como consecuencia de un violento disparo de Valencia que rechazó Córdoba.

Luego del saque de esquina, la defensa colombiana dio un rebote dentro del área y Castillo, con violento disparo a media altura, logró el tanto ecuatoriano a los 52 minutos.

El empate colombiano fue de Soto, que recuperó un balón fuera del área, burló la marcación de Castillo y enfiló un colocado remate al costado izquierdo para derrotar al portero Mora, a los 55 minutos.

Después de los goles decayó el nivel futbolístico de los equipos, fruto del cansancio que mostraron varios jugadores y por la serie de cambios que efectuaron los entrenadores.

El partido le sirvió al técnico Suárez para comprobar la actitud de su equipo y en el que se notaron limitaciones defensivas del cuadro ecuatoriano.