<
>

Alivio propio y para el resto

ASUNCION (EFE) -- Brasil recuperó la memoria de su gran tradición futbolística para derrotar por 3-1 a Uruguay y dejar abierta la disputa de la clasificación mundialista, en el partido que cerró la tercera jornada del hexagonal final del Sudamericano Sub 20 de Paraguay.

Los brasileños, liderados por un Alexandre Pato superlativo, superaron el duro golpe de la baja de cinco de sus jugadores titulares, suspendidos por agredir en el encuentro anterior frente a Chile (2-2) al árbitro colombiano Albert Duarte.

Frente a un gran equipo como el uruguayo, los futbolistas de Brasil dieron una clase de dominio del balón, control de los tiempos y temperamento defensivo para acosar al siempre peligroso Edison Cavani, otro de los grandes jugadores que ha presentado la competición.

El Matador dio un toque de alerta a los brasileños a los 9, con un enganche que remató de manera potente y obligó al arquero Cássio a despejar con los puños.

Nada más pudo hacer el delantero uruguayo en la primera mitad, pródigo tanto para ir al frente como para ser el primer peón al momento de la marca, porque apareció el concierto de Pato, acompañado por Tchó, David y Leandro Lima.

Fue Pato quien envió a los 14 un remate de cabeza que dio en el travesaño de la meta de Fontes y fue añadido a voluntad por David para abrir el marcador.

El atacante brasileño volvió a hacer de las suyas a los 25, con un remate que nuevamente presionó a Fontes, previa jugada de lujo, al elevar un balón por encima de la salida de un defensor uruguayo.

Pato aumentó la cuenta a los 32 con un remate de cabeza que puso justicia a su gran actuación de ese primer tiempo y el uruguayo Kagelmacher sufrió, a los 38, el duro golpe de anotar en contra al intentar bloquear un disparo potente de Edgar.

Brasil fortaleció su línea defensiva en la segunda mitad y cedió el control de las acciones a un impetuoso Uruguay, aunque siempre tuvo opciones en veloces contragolpes que estuvieron muy cerca de aumentar la goleada.

Los uruguayos buscaron disminuir la diferencia con un gran despliegue de Román y Cavani, aunque sus esfuerzos fueron bien cortados por los zagueros brasileños o resueltos en la última instancia por Cássio.

El arquero se sumó a la gran actuación de sus compañeros al atajar, a los 60, un penal disparado por Cavani, luego de una falta contra Cáceres.

El Matador dijo presente, sin embargo, para seguir sumando su cifra de máximo anotador del torneo, a los 81, con un gran remate hacia el poste izquierdo de la meta brasileña, tras dejar en el camino a un zaguero rival.

El resultado permitió a Brasil sumar cinco puntos, los mismos que Argentina y Chile, y uno menos que Uruguay, con lo que quedaron nuevamente abiertas las posibilidades de la disputa por los cuatro cupos para el Mundial de Canadá y los dos para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

SINTESIS DEL PARTIDO:

BRASIL (3): Cássio, Fagner, David (m.79, Anderson), Eliezio, Amaral, Roberto, Lucas, Leandro Lima (m.75, Danilinho), Tchó (m.86, Fabiano Oliveira), Edgar y Alexandre Pato. Director técnico: Nelson Rodrigues.
URUGUAY (1): Yair Fontes, Damián Suárez, Gary Kagelmacher, Martín Cáceres, Manuel Díaz, Marcel Román, Matías Cardaccio (m.75, Diego Arizmendi), Gerardo Vonder Putten, Juan Surraco (m.83, Federico Laens), Elías Figueroa (m.46, Scorza) y Edison Cavani. Director técnico: Gustavo Ferrín.

GOLES: 1-0, m.14: David; 2-0, m.32: Pato; 3-0, m.38: Kagelmacher, en contra; 3-1: m.81: Cavani.
ARBITRO: el argentino Sergio Pezzotta. Asistido en las líneas por su compatriota Ricardo Casas y el boliviano Juan Arroyo.
AMONESTADOS: Cardaccio (m.4), Lima (m.53), Cáceres (m.64).
INCIDENCIAS: partido que cerró la tercera jornada del hexagonal final del Sudamericano sub 20, disputado en el estadio Defensores del Chaco, de Asunción, ante 2.376 espectadores.