<
>

Se quedó con las ganas de celebrar

SAN CRISTÓBAL (EFE) -- Las selecciones de Venezuela y Bolivia empataron el martes 2-2, en la primera jornada del Grupo A de la Copa América, en un partido muy parejo en el que los venezolanos no conseguir la victoria que tanto anhelaban ante su público en la primera ocasión en la que el torneo llega a este país.

Para Venezuela, el resultado no le permite lograr su segunda victoria en esta clase de competiciones, precisamente ante el mismo rival al que venció en 1967.

Mientras, Bolivia entró en el torneo con buen pie, puesto que siempre es importante puntuar de entrada cuando el primer rivale s el anfitrión.

Los primeros compases del partido fueron de mucha presión para ambos conjuntos, que intentaron sacudirse el nerviosismo como es tradicional en este tipo de encuentros.

La velocidad, en los primeros minutos, fue la receta de los bolivianos, que buscaron incomodar por las bandas con Moreno y Arce a la defensa venezolana, que se acomodaba muy bien.

A Venezuela le costó encontrar la salida explotando la calidad de Juan Arango, que fue el primero que encontró un espacio reducido en la oportunidad muy clara para Fernando De Ornelas (m.8), que se apresuró en su remate cuando tenía espacio para acercarse al portero Galarza.

En la réplica, Bolivia se asomó con mucho peligro en un preciso centro de Miguel Hoyos, que encontró sólo a Gualberto Mojica (m.14), luciendo el arquero Renny Vega, que salvó el gol.

Los anfitriones casi aprovechan un tiro de esquina en un cabezazo del delantero De Ornelas hacia Maldonado, que no alcanzó a llegar.

Pero la fiesta local que se vivía en las tribunas no tenía su explosión hasta que un pase largo de Ricardo David Páez encontró a Giancarlo Maldonado (m.21), que ganó en velocidad a los defensores bolivianos y superó con un remate cruzado a Sergio Galarza.

Maldonado, se convirtió en una pesadilla para los defensas visitantes, que no encontraron la manera de detenerlo, ya que minutos más tarde casi consigue el segundo tanto con un cabezazo sin dirección.

Un mal pase de Juan Arango dio la posibilidad a Jaime Moreno (m.30) para rematar sin oposición por encima del travesaño, y en la siguiente jugada, Lorgio Álvarez no supo definir ante Vega.

La presión boliviana tuvo sus frutos con una buena definición individual de Jaime Moreno (m.39), que tropezó en el defensor Alejandro Cichero antes de entrar al arco local.

El gol fue un mazazo para los venezolanos, que se adormecieron en el partido y permitieron a los visitantes adueñarse de los minutos finales del primer tiempo.

La tónica no varió con Bolivia explotando el contragolpe rápido con Joselito Vaca y Ronald García ante un anfitrión que se encontró luchando contra el rival y el reloj.

Cuando más parejo estaba el duelo, el oportunismo de la vinotinto se reflejó en el gol de Ricardo David Páez, que superó con un sutil toque por encima de Galarza.

La entrada de Alejandro Guerra por De Ornelas, le dio mayor libertad a Juan Arango, que comenzó a proyectarse hacia el arco visitante.

Una gran habilitación al recién ingresado Leonel Vielma pudo significar el tercer tanto local, que le faltó muy poco para doblegar la resistencia de Galarza.

Bolivia, que nunca bajó los brazos, logró el tanto del empate en un error en la salida venezolana que aprovechó Juan Carlos Arce para derrotar a Vega. Finalmente, el árbitro no cobró un posible penal en contra del venezolano Jorge Rojas (m.90) que cayó dentro del área.