<
>

Al menos uno festejó algo

BARQUISIMETO (EFE) -- Colombia se despidió de la Copa América con una victoria sin brillo por 1-0 ante un equipo de Estados Unidos, que tuvo poco que mostrar en el campo y que si ofreció alguna resistencia fue debido a las claras limitaciones que volvieron a mostrar los colombianos.

El seleccionador colombiano, Jorge Luis Pinto, hizo cambios en todas las líneas con respecto al partido contra Argentina. El primer damnificado fue el arquero Miguel Calero, quien tuvo que darle paso a Robinson Zapata justo en el primer partido después de que en Colombia se pusieron a circular rumores sobre su inminente renuncia a la selección.

Además, Pinto cambió la mitad de la defensa: Iván Ramiro Córdoba dio paso a Mario Alberto Yepes y Camilo Zúñiga entró por Gerardo Vallejo, en el centro del campo puso a Jaime Castrillón -para reemplazar al sancionado Fabian Vargas- y a Macnelly Torres en el lugar de David Torres. Adelante, Edixon Perea dio paso a César Valoyes.

Estados Unidos también cambió medio equipo acaso sabiendo, como los colombianos, que ya nada estaba en juego y que este partido sólo podía ser visto como una posibilidad de probar algunos jugadores.

En general, Colombia fue más activo en los primeros minutos aunque la primera posibilidad de gol la tuvieron los estadounidenses con una lanzamiento libre peligroso de Herculez Gómez en el minuto 6.

En general, Colombia, pese a tener el balón y conseguir que el partido se jugara más cerca del área de Estados Unidos, sus intentos ofensivos habían resultado bastante intrascendentes hasta que fabricó la primera posibilidad en el minuto 15 que se convirtió también en el único gol del partido.

La jugada se originó en un centro desde la derecha que el volante Jaime Castrillón remató picado y potente de cabeza para derrotar al arquero Brad Guzan.

Colombia hubiera podido dejar sentenciado el partido ya en la primera parte cuando, en el minuto 35, Hugo Rodallega fabricó un penal al ser derribado por Guzan en el área.

Sin embargo, el propio Rodallega soltó un disparo mal colocado que le permitió a Guzan enmendar el error de la falta.

Colombia no volvió rematar a puerta con peligro hasta el descanso, aunque en el minuto 44 Cesar Valoyes estuvo en buena posición pero no alcanzó a disparar.

En el segundo tiempo, Estados Unidos tuvo una clara mejoría y ya en el minuto 52 gozó de una buena ocasión. Además, el partido se empezó a jugar más en mitad colombiana.

En los 70, los colombianos tuvieron una segunda situación de zozobra cuando Zapata salió de su arco tratando de cortar un avance de Charlie Davis y dejó la meta desguarnecida.

Colombia, por su parte, no tuvo el oficio para aprovechar sus ocasiones de contragolpe y en la única que estuvo a punto de definir, en el minuto 82, a Andrés Chitiva le falló su presunto instinto de goleador y en lugar de rematar a puerta desde buena posición buscó a un compañero mejor ubicado permitiendo que la defensa estadounidense cortase su centro.

A falta de un minuto Zapata le complicó el partido a su equipo haciéndose expulsar tras haber recibido dos amarillas por pérdida de tiempo y Rodallega tuvo que ir a la portería pues Colombia ya había hecho sus tres cambios.

Este partido del grupo C de la Copa América fue disputado en el Estadio Metropolitano de Lara en Barquisimeto, ante unos 37.000 espectadores.