<
>

Una victoria para recuperar la confianza

BAHIA BLANCA (DyN) -- Olimpo le dio vuelta el partido en la noche del sábado a Lanús y lo venció en su cancha 3-2 para conseguir tres puntos clave que lo alejan por el momento de la zona de descenso directo, y lo ubican en promoción.

Un doblete del atacante Leonardo Ulloa y un tanto del volante Gustavo Pinto fueron los gritos del conjunto de Roberto Marcos Saporiti, que tuvo una gran remontada en el complemento para coronarse con el triunfo.

Para Lanús anotó el juvenil Diego González, en dos oportunidades.

Lanús impuso sus condiciones de entrada y metió a Olimpo en su campo.

El visitante le cortó el circuito al aurinegro en el mediocampo y por eso las opciones de gol no tardaron en llegar.

Al minuto de juego, el lateral Nélson Benítez se animó y sacó un tremendo remate desde fuera del área que pegó en el travesaño.

Olimpo dependió demasiado de lo que podía hacer Angel Morales y se reiteraba en tirarle centros al solitario Leonardo Ulloa.

El dominio de Lanús era total y sólo hacía falta que los hombres granates sean precisos en la estocada final para abrir el marcador.

La apertura del tanteador llegó a los 27. Lautaro Acosta eludió a Javier Páez, remató y el arquero José Ramírez mandó la pelota al córner.

De ese envío desde la esquina, ejecutado por Diego Valeri, González ganó de cabeza en el área y marcó el tanto.

Tras el 1-0, Olimpo quiso reaccionar, pero nunca fue claro para inquietar a la sólida defensa visitante.

La más clara del aurinegro fue a los 29. Cristian Tavio edificó una pared con Ulloa y remató a las manos del arquero Carlos Bossio.

En el complemento, Olimpo salió con una actitud más ofensiva y en su primer avance serio llegó a la paridad.

A los 3, Tavio desbordó por izquierdo y envió un preciso centro al medio del área para que Ulloa convierta de cabeza.

A partir del tanto, Lanús sintió el golpe y comenzó a hacerse dueño del balón otra vez. Se cumplía el minuto 9 cuando Valeri elevó un tiro libre al área, apareció sin marca González y anotó otra vez de cabeza. El encuentro se hizo de ida y vuelta y como Lanús no lo definía, mantenía viva la chance de Olimpo de alcanzar el empate.

A los 19, Diego Barrado escapó por derecha, metió el centro y sólo Pinto, de cabeza, selló el 2-2.

Olimpo siguió buscando porque se daba cuenta que había distracciones en la última línea granate.

A los 27, Mauro Olivi trepó por la izquierda, Bossio salió tarde a taparlo y el delantero mandó el centro. Ulloa sólo la tuvo que empujar para desatar la alegría bahiense.

Barrado fue fundamental en la levantada del local y con Ulloa fueron las puntos altos de un equipo que mantiene encendida la ilusión de permanecer, al menos, una temporada más en primera división.