<
>

Contra todos los pronósticos

LONDRES (EFE) -- El Portsmouth de Harry Redknapp dio el sábado la sorpresa en los cuartos de final de la Copa inglesa al eliminar, contra todo pronóstico, al hasta ahora casi todopoderoso Manchester United, con un único gol, de penal, del jugador ghanés Sulley Muntari.

Se trató de un resultado inesperado y de un contratiempo gigante para el club del escocés Alex Ferguson, que atravesaba, hasta la fecha, una racha impecable.

Además, el técnico de los "diablos rojos" contó con sus talismanes en el once titular. Ahí estaba el inglés Wayne Rooney, el argentino Carlos Tevez y los portugueses Cristiano Ronaldo y Luis Nani.

Tevez y los ingleses Paul Scholes y Owen Hargreaves volvieron a la titularidad después de la victoria en Champions League ante el Lyon de la pasada semana.

El United experimentó contratiempos en la valla, al lesionarse su meta titular, el holandés Edwin Van der Sar, quien tuvo que ser reemplazado en el segundo tiempo por el arquero polaco Tomasz Kuszczak.

Fue precisamente una falta cometida en el área pequeña por Kuszczak sobre el checo Milan Baros en el minuto 75 la que sentenció a esta plantilla.

El árbitro pitó penal. La expulsión del meta obligó al defensa Rio Ferdinand a ocupar la valla, y el Portsmouth, un club que ocupa en la Liga la novena posición, aprovechó la situación para asestar un único golpe, mortal, a los locales.

Fue el mediocampista ghanés Sulley Muntari, en el minuto 78, el que transformó el disparo de penal y eliminó con él al United de esta competición.