<
>

Dominaron los de casa

MONTREAL (Notimex) -- Santos Laguna no tuvo equipo para hacerle frente a Impact de Montreal que le sorprendió al vencerle 2-0, en encuentro de cuartos de final de la Concacaf Liga Campeones que se disputó este miércoles en el Estadio Olímpico de esta ciudad.

Con una entrada de más de 50 mil personas, todo un récord de asitencia en el certamen, el equipo canadiense se impuso con dos goles del cubano Eduardo Segrango a los minutos 5 y 75, para obtener así medio boleto a la semifinal.

Los laguneros, que no marchan bien en el torneo local, no pudieron elaborar un buen fútbol y fueron exhibidos por un modesto equipo que no estaba en ritmo y apenas comenzará su pretemporada en la próximas semanas.

Impact se fue rápidamente arriba en el marcador al minuto 5, en una pared con el panameño Roberto Brown, el cubano Eduardo Sebrango luchó por una pelota dentro del área grande santista y logró en una barrida sacar el disparo a un costado de Oswaldo Sánchez que pese al lance no pudo atajarlo,

El ecuatoriano Cristian Benítez tuvo dos para igualar, primero frente al portero Matt Jordan quiso definir a un costado pero éste rechazó bien el balón, la otra fue al ganar la marca y bajar el balón dentro del área, pero su disparo se fue por encima de la cabaña.

Los locales desplegaron un juego ofensivo, con infinidad de centros al área, sin embargo ninguna de estas opciones prosperó y salvo un cabezazo bombeado y flojo que Sánchez atrapó sin mucha dificultad.

Benítez se convirtió en el hombre clave de Santos, pues era el único que lograba desequilibrar a la defensa, pero desafortunadamente nunca encontró durante la primera mitad con quien elaborar las jugadas por lo que todos sus intentos resultaron en vano y se fueron al descanso sin inquietar demasiado al rival.

Ya en acciones del segundo tiempo, el ecuatoriano de nuevo fue el que estuvo más cerca de remontar, tuvo la oportunidad con un balón en los linderos del área pero en lugar de pasar a su compañero que entraba por la izquierda sin marca decidió hacer la individual y disparar por arriba de la cabaña de Jordan.

En una balón que parecía fácil y sin peligro para la zaga de Santos, ésta se durmió y dejó botar el balón que ya llegaba a las manos de Oswaldo Sánchez, pero Sebrago apareció por sorpresa para alcanzar a pegarle con la cabeza al esférico que se fue al fondo del marco para el 2-0 final al 75.

No hubo reacción por parte del conjunto mexicano que se fue con mal sabor de boca, ahora tendrá que remontar en casa cuando cierre la ronda de octavos de la Concacaf Liga Campeones, el próximo 5 de marzo en el estadio Corona.

El árbitro estadounidense Terry Vaughn tuvo un buen desempeño y sólo amonestó a Roberto Brown y Felix Brillant por los locales.