<
>

Guerreros victoriosos

TORREÓN (Notimex) -- Con dos anotaciones, la
segunda un golazo, del colombiano Carlos Darwin Quintero, triunfó
Santos Laguna por 2-1 y está a un paso de calificar a la final de la Concacaf
Liga Campeones, donde el campeón clasificará al Mundial de Clubes.

Quintero, conocido como el Científico del Gol, abrió el
marcador al minuto cinco, el argentino Gabriel Pereyra igualó al 34 y
el cafetero hizo un golazo al 74.

El encuentro de vuelta se disputará el próximo 8 de abril en el
estadio Andrés Quintana Roo de Cancún, casa de los Potros de Hierro.

El encuentro inició con la distinción de que ambos equipos iniciaron con su cuadro titular, algo normal para los azulgranas e inusual para los albiverdes.

Fue un primer tiempo con dominio inicial de los de casa, gracias a la habilidad del ecuatoriano Christian Benítez y el colombiano Carlos Darwin Quintero, quienes acecharon en todo momento, además de las debilidades defensivas de los visitantes en los primeros minutos.

Los atlantistas se reorganizaron a la ofensiva, generaron varias opciones de gol y se vieron mejor que los de casa con base en una mejor conducción y toque del balón, para exhibir un mejor entendimiento entre elementos.

Al minuto cinco inauguró Quintero el marcador, gracias a la desatención de la defensiva, al bajar el balón con el pecho y luego disparar potente y por abajo para el 1-0.

Otra más que generó Guerreros fue al minuto 32, cuando Gerardo Espinosa perdió el esférico por derecha ante Vuoso, quien mandó centro raso y Miguel Angel Martínez pudo llegar a tiempo para despejar al superar a Benítez y Quintero.

Varias acciones de gol generó Potros de Hierro con base en un juego vistoso y dinámico, y a veces con la complacencia defensiva del rival, mientras el arquero Oswaldo Sánchez no estuvo tan eficiente.

Al minuto 34 envió Rafael Márquez Lugo un preciso centro al argentino Gabriel Pereyra, quien sin marca se elevó y martilló a placer con la cabeza para enviar el esférico por dentro del segundo poste de la cabaña de Sánchez, para el 1-1.

Ya en el arranque del segundo periodo, al minuto 53, Rey entró por izquierda y mandó centro raso para la llegada de Rafael Márquez, quien remató de primera intención y Sánchez, en el recorrido natural, se encontró la de gajos en forma milagrosa.

Al 65 sorprendió Pereyra, ubicado por izquierda, con disparo potente y de larga distancia, para exigir la estirada y salvada de Oswaldo, quien en este periodo mejoró sustancialmente.

Y la habilidad, velocidad e inteligencia del Científico del gol Quintero florecieron al minuto 74 cuando por el medio campo se quitó a dos defensas, avanzó, vio adelantado a Vilar y antes de la media luna bombeó el balón para hacer un golazo.

Después, ambos equipos trataron de hacer otra anotación, aunque con mayor insistencia de los de casa, quienes fueron debidamente cuidados por los azulgranas, por lo que ya no hubo más movimiento en el marcador.

Aceptable labor del árbitro costarricense Walter Quesada, quien al 72 perdonó a Walter Jiménez de la tarjeta roja, pues el santista dio un cabezazo en la frente a Arturo Muñoz. Sólo amonestó a los locales Fernando Arce y Matías Vuoso.