<
>

A pura efectividad

BUENOS AIRES -- Newell's Old Boys fue sólido y oportuno este viernes y con esas virtudes le alcanzó para vencer 1-0 a un Independiente que Américo Gallego todavía tiene en formación.

En el Estadio Néstor Díaz Pérez, en Lanús, el gol, que se produjo a los 31 minutos del segundo tiempo, llegó como consecuencia de un córner de Cristian Sánchez Prette que cabeceó Juan Manuel Insaurralde con eficacia.

Antes y después de esa conquista, el conjunto conducido por Roberto Sensini supo defenderse y le generó preocupaciones al rival valiéndose de remates desde fuera del área grande o, principalmente, con acciones originadas con pelota parada.

En cambio, Independiente dispuso de la iniciativa, pero pagó caro haber recibido a refuerzos clave prácticamente sobre la iniciación de esta competencia doméstica.

En un primer tiempo muy trabado, Independiente tuvo la posesión de la pelota y un leve dominio territorial sobre Newell's.

El problema para el local consistió en que, sin bien manejó el balón con prolijidad e inteligencia, siempre encontró muy solo a Patricio

Rodríguez para superar a la defensa rival en los últimos metros.

Ocurrió que Leonel Núñez estuvo demasiado estático y entró poco en juego y el ex Argentinos Juniors fue nada menos que el eje futbolístico del esquema para atacar que armó el Tolo Gallego.

Además, Walter Busse fue incapaz de desequiilibar y por lo tanto Darío Gandín, el único punta, quedó aislado.

Por eso la única preocupación de los rosarinos pasó a ser el Patito Rodríguez y concentrando en él sus esfuerzos de marca el visitante logró anular los intentos creativos del rival.

Newell's fue el más sólido de los dos a nivel colectivo y en en esa primera parte consiguió su objetivo de mínima, que consistió en contener al rojo y acercarse al arco de Hilario Navarro aprovechando los errores defensivos del oponente por la vía del contragolpe.

Claro que esas réplicas de los del Parque Independencia la defensa del Diablo la contrarrestó con infracciones.

En la segunda parte Gallego activó a su equipo y al volverse más incisivo estuvo a punto de ponerse en ventaja a poco de reanudado el juego.

A los 5, Rodríguez progresó por la derecha, buscó a Gandín, el delantero mandó el centro y Núñez cabeceó en palomita, pero Germán Caffa en gran intervención mandó la pelota al córner por encima del travesaño.

Como resultado de ese tiro de esquina que ejecutó Núñez quien estuvo cerca de convertir fue Eduardo Tuzzio, pero su chilena cayó en el techo del arco.

El Tolo hizo entrar luego a Andrés Silvera por Busse e Ignacio Piatti por Núñez tratando de aprovechar a sus fichajes estrellas, pero como son recién llegados al equipo en la ocasión rindieron menos de lo esperado y necesario.

El partido entonces se hizo más chato y Newell's, que había arrimado con remates desde media distancia o pelotas paradas, a los 31, estableció la diferencia decisiva en el tanteador.

En definitiva ganó el que se equivocó menos.