<
>

Mucho con muy poquito

BUENOS AIRES -- Un certero cabezazo de Eduardo Tuzzio, a cinco minutos del final, le dio este viernes la agónica y deslucida victoria a Independiente sobre Gimnasia y Esgrima La Plata por 1-0, que lo mantiene en carrera en la lucha por el título del Torneo Apertura.

Este resultado le permite a Independiente sumar 23 puntos y quedar, con un partido más jugado, a tres unidades de los líderes del campeonato: Newell's Old Boys y Banfield.

Por su parte, Gimnasia sigue sin encontrar el rumbo, acumuló su séptima derrota en el Apertura e ingresó a la zona de Promoción.

En el primer tiempo reinaron las imprecisiones, pero fue Gimnasia el que manejó mejor el balón y tuvo las mejores ocasiones para abrir el marcador.

Independiente tuvo problemas en el medio y no pudo romper la telaraña que le imponían los hombres platenses.

Además, el equipo de Américo Gallego no usó las bandas y se hacía demasiado reiterativo por la mitad.

La sociedad por la derecha entre Luciano Vella y Walter Busse fue lo único que mostró un opaco Independiente.

Luciano Aued y Lucas Castro se agigantaron por los costados y eran peligrosos cuando llegaban al área de Adrián Gabbarini.

A los 33 minutos, Aued avanzó y probó desde treinta metros con un potente disparo que se fue por encima del travesaño.

Cuatro más tarde, Gimnasia tuvo la mejor chance de la primera etapa, que pudo haber roto la paridad. Castro desbordó por derecha, tiró el centro, José Luis Vizcarra bajó el esférico dentro del área y disparó al lado del poste diestro.

Lo de Independiente en esa primera mitad fue muy tibio, que en ofensiva sólo tuvo un defectuoso remate de Sergio Vittor por arriba.

En el complemento, el partido se jugaba de la misma manera, pero Gimnasia, con el correr de los minutos se fue tirando atrás para conservar el punto.

Independiente era un manojo de imprecisiones y con los ingresos de Patricio Rodríguez y Martín Gómez, por lo menos, se paró unos metros más adelante.

A los 26, "Patito" desbordó por derecha, tiró el centro y Federico Mancuello definió sin marca desviado.

El resultado parecía cerrado por la falta de ideas que tenían ambos equipos. Aunque a los 40, Rodríguez envió un córner desde la izquierda y Tuzzio, ante una mala salida del arquero Gastón Sessa, conectó el balón de cabeza para poner el 1-0.

Fue demasiado premio para un Independiente que no tuvo poder ofensivo, pero que ganó un partido clave para sus aspiraciones al título.