<
>

Banfield y Huracán debieron conformarse con el empate

BUENOS AIRES (DyN) -- El 2 a 2 con el que Huracán y Banfield igualaron el sábado en el estadio "Tomás A. Ducó" premió más al local y castigó bastante a la visita, porque en el balance general, el conjunto dirigido por Julio César Falcioni mereció llevarse la victoria, pero, claro está, no supo aprovechar las chances que tuvo para quedarse con los tres puntos.

Rolando Zárate, de penal, a los 9 minutos de la primera parte, puso en ventaja al "Globito", pero 7 minutos después Marcelo Carrusca estableció el empate parcial.

A los 10 minutos del complemento, el Roly Zárate volvió a dejar arriba a Huracán, pero el triunfo parcial le duró apenas 6 minutos, porque a los 16 José Zelaya marcó la igualdad definitiva.

Huracán comenzó mejor, adueñándose de la posesión de la pelota y abriéndose camino hacia el arco rival en base a una gran movilidad, despliegue y precisión. Siempre basándose en los pases cortos y el juego colectivo.

El local tuvo su primera situación clara a los 3 minutos, cuando César Montiglio envió un centro que superó a Enrique Bologna que Mariano Martínez no pudo conectar bajo el arco.

Cuando Banfield no lograba acomodarse, llegó el gol de Huracán. Matute Morales habilitó a Diego Rodríguez, quien al ingresar al área fue tomado de la camiseta por Dos Santos. Sin embargo, cuando parecía que la jugada terminaba en nada, Bologna barrió innecesariamente a los pies del volante y Furchi cobró penal, el cual fue transformado en gol por el Roly Zárate, con un remate violento y alto, que ingresó por el medio del arco.

Después del gol, Banfield recuperó un poco de orden y solidez defensiva, y a los 16, en su primer contraataque logró el empate. Gabriel Méndez remató desde afuera del área y Gastón Monzón dio rebote hacia el medio del área, donde estaba Marcelo Carrusca, quien envió el balón al fondo de la red.

Después del empate, Héctor Rivoira estableció un 4-4-2 para tratar de no volver a sufrir problemas, y su equipo siguió siendo un poco más que Banfield.

Sin embargo, fue el Taladro el que casi rompió la paridad a los 44, pero una buena atajada de Monzón evitó que un remate de Carrusca se transformara en gol.

En el complemento el partido se hizo muy cerrado, y su nivel futbolístico cayó bastante. Dentro de ese contexto, Banfield trató de tomar la iniciativa a través de la tarea de Erviti, pero cuando trataba de plasmar esa pequeña superioridad llegó el segundo de Huracán.

Corrían 10 minutos cuando Nieto envió un centro a la puerta del área, Zárate paró la pelota de pecho y de media vuelta sacó un zurdazo que depositó la pelota en el fondo de la red.

Huracán no tuvo tiempo de disfrutar demasiado. A los 16, Bustamante mandó un centro desde la izquierda, Zelaya anticipó a Quintana y de cabeza estableció el 2 a 2.

De ahí en más, Banfield se hizo dueño del partido, porque Huracán retrocedió cada vez más en el campo. Pero el Taladro no pudo trasladar ese dominio al marcador porque a sus delanteros les faltó puntería.

La última chance de Banfield llegó a los 42, cuando un cabezazo de Jerónimo Barrales dio en el travesaño ante la mirada de los defensores locales.

Fue empate y, aunque no lo parezca, el más beneficiado resultó Huracán.