<
>

Juventus encontró a los goleadores y ganó 3-1 en Cagliari

ROMA (ESPNdeportes.com) - En el segundo partido de la fecha 24, disputado el sábado por la noche italiana en Cagliari, Juventus parece haber embocado el camino de la recuperación con un importante triunfo.

Alessandro Matri, recién llegado justamente de Cagliari, abrió el marcador; Robert Acquafresca estampó la igualdad, pero luego otra vez Matri y Luca Toni le dieron cifras definitivas al marcador.

Con este resultado, Juventus suma 38 puntos y ocupa la séptima posición en la tabla, obviamente con un partido más (pero el domingo sólo Palermo podría alcanzarla o superarla), mientras que Cagliari sigue teniendo 32 y se ubica en la novena plaza del torneo.

El partido fue entretenido y bastante parejo: luego del empate parcial del local, ambos entrenadores trataron de ganarlo, con cambios ofensivos, y en ida y vuelta que resultó Delneri, que finalmente pudo volver a contar con una pareja ofensiva digna de ese nombre, se llevó tres puntos realmente fundamentales, desde lo anímico pero también en función del último objetivo viable, la cuarta plaza y relativo pasaporte para la Champions League.

Juventus comenzó con un 4-3-3 en el que Krasic y Martínez formaban la patas externas del tridente, con Matri al medio. Cagliari se decidió por dos enganches, Cossu y Lazzari, detrás de un único delantero, Acquafresca. La primera etapa no fue muy agradable, por culpa del local, que erró realmente demasiado en las entregas.

Por eso, la ventaja de Juventus, al cabo de los primeros 45 minutos, fue correcta. Matri tuvo una muy clara, un mano a mano ingresando por derecha, pero Agazzi le cerró bien la luz del arco. Después, Aquilani tuvo la chance, un gran remate desde unos 20 metros, y otra vez Agazzi voló para descolgar el balón del ángulo superior a su derecha.

Pero el gol estaba al caer: una pelota perdida en el área encontró el pronto remate de Matri, más atento y reactivo que sus rivales, y la colaboración de Agazzi, que en este caso regaló el primer palo. Pero, como quedó dicho, la ventaja de Juventus era justicia.

Cagliari volvió en la segunda etapa mucho más metido en el partido, evidenció desde un comienzo una clara mejoría y pronto encontró el empate. Al cabo de una jugada insistida, Cossu desde la izquierda metió el centro pasado para Acquafresca, quien con una volea de interno derecho la mandó a guardar.

Ahí comenzó la parte más linda del partido porque, como dijimos antes, ambos quisieron ganarlo. Donadoni puso a Nené por Lazzari, mientras que Delneri decidió los ingresos de Del Piero (444 presencias para él en Serie A, superado el mítico Boniperti) y Toni por Krasic y Martínez, pasando casi a un 4-3-1-2 pero con Del Piero algo abierto por izquierda.

Desde la izquierda, justamente, llegó el segundo gol. El partido se había puesto muy de ida y vuelta, una verdadera "ruleta rusa", y entre Del Piero y Chiellini armaron una buena jugada, con centro pasado del lateral y volea de derecha de Matri que se clavó a lado del palo, un golazo.

Cagliari se lanzó con todo hacia adelante y obtuvo el empate, con un lindo cabezazo de Nené, pero el referí anuló todo por una falta de Canini contra Toni realmente venial: si se cobraran esas cosas, habría 20 penales por partido. Por encima, en el cambio de frente, Toni metió un cabezazo de antologia, un escopetazo desde el borde del área violentísimo y esquinado, absolutamente inatajable.

Así, Delneri se llevó los tres puntos y demostró que su juego necesita de una pareja de delanteros como esta, bien surtida entre potencia y velocidad. El objetivo de la cuarta plaza sigue posible, si bien hay muchos equipos arriba, todos están marchando fuerte y nadie da por ahora signos de flexión.

El Cagliari de Donadoni sigue sin medias medidas: siete triunfos y cinco derrotas, sin empates. Con la regla de los tres puntos es mejor así, claro, pero a veces hay que saber sumar de a uno, más allá de que el coraje y la búsqueda del triunfo se merezcan todo nuestro respeto.

La figura de ESPNdeportes.com: Alessandro Matri (8.5)