<
>

Un empate en cero demasiado aburrido

ROSARIO (DYN) -- Newell's Old Boys volvió hoy a tener problemas a la hora de la definición de sus jugadas y por eso se vio impedido de quebrar de local a un Colón de Santa Fe que aguantó el empate 0-0 con nueve hombres.

Aunque creó más situaciones que el rival, Newell's evidenció otra vez su falta de gol en el Estadio Marcelo Alberto Bielsa, ya que todavía no anotó en Rosario en este Torneo Apertura 2011.

El punto para Colón terminó siendo bueno porque llegaba de sufrir un duro golpe en el clásico con Unión y esta vez en el segundo período sufrió las expulsiones de Adrián Bastía e Ismael Quilez.

El primer tiempo fue espantoso y mal jugado por ambos equipos. Ninguno de los dos intentó tomar el protagonismo y el miedo a perder hizo que no arriesgaran demasiado en búsqueda de lastimar al rival.

En los primeros minutos, Colón manejó mejor el balón, con el buen trato de pelota del español Iván Moreno y Fabianessi y de Tomás Costa, pero estuvieron muy solos y les faltó compañía.

A los 14 minutos, Newell's llegó por primera vez, con una mediavuelta de Ricardo Noir que se fue cerca del palo derecho de Marcos Díaz.

Luego el juego volvió a hacerse intrascendente hasta que, a los 43, Newell's llegó y estuvo cerca de irse al descanso en ventaja. Noir envió un centro desde la derecha, Mauricio Sperduti bajó la pelota al medio y el paraguayo Víctor Aquino remató por arriba del travesaño.

En el segundo capítulo, el trámite del partido no cambió demasiado y fue Newell's el que se acercó al comienzo, pero su falla en la definición y la buena tarea de Marcos Díaz le impidieron romper la paridad.

Sobre los 27, Bastía, quien se cansó de pegar, se ganó la segunda amarilla y se fue expulsado.

A partir de entonces Colón se paró de contraataque y llegó con escasa frecuencia, a la espera de alguna corrida de Esteban Fuertes, quien a los 32 disparó por arriba del travesaño.

Con el avance de los minutos Colón se fue conformando con el punto, mientras que Newell's no encontró con los cambios la frescura que necesitaba en ofensiva.

Newell's creó chances, pero siempre la impericia de sus hombres frente al arco lo privó de convertir.

En el segundo minuto de adición el árbitro Federico Beligoy expulsó de forma directa a Quilez por haber cortado un avance del equipo rosarino, en un fallo discutido por los hombres Sabaleros.

El empate fue justo porque demostró las limitaciones con que cuentan los dos equipos en la generación de juego.