<
>

Liga de Quito venció a Yaracuyanos y avanzó de fase

QUITO (EFE) -- Un gol del paraguayo Enrique Vera a los 20 minutos le dio a la Liga de Quito la victoria por 1-0 sobre el Yaracuyanos venezolano y la clasificación a la segunda fase de la Copa Sudamericana.

La ventaja fue suficiente para hacer inalcanzable en la eliminatoria al equipo ecuatoriano, que en la ida empató 1-1 y en la próxima instancia chocará con el Trujillanos, también venezolano.

Yaracuyanos intentó sorprender desde el comienzo del encuentro con toques rápidos y precisos, pero el bloque defensivo local se plantó con orden y poco a poco se adueñó del compromiso.

El paraguayo Vera probó con disparo desde el costado derecho, pero el arquero Angulo estuvo atento para rechazar, aunque con dificultad, al tiro de esquina, a los 15 minutos.

Vera insistió y marcó con un cabezazo que se introdujo por el costado derecho del arquero, tras un centro preciso de Reasco.

Tras el gol, la Liga de Quito se dedicó a tejer buenas jugadas, de manera especial a través de Luis Bolaños, Néicer Reasco, Claudio Bieler y Hernán Barcos.

Los de Liga reclamaron penalti sobre Barcos, que cayó dentro del área venezolana tras una supuesta carga de Jarvi Mejía, pero el árbitro boliviano Raúl Orozco no sancionó la acción del minuto 48.

Angulo salvó de una clara opción de gol a Yaracuyanos lanzando el balón al tiro de esquina, al minuto 60, tras una jugada en la que se enfrentó solo al arquero el argentino Bieler.

Liga presionó y tras un tiro de esquina el balón se estrelló en el travesaño ante el remate de Barcos, ante la desesperación de los defensores y del arquero venezolano, al minuto 63.

Si bien, el equipo local creó unas siete ocasiones más de gol, fueron evitadas en sendas atajadas por Angulo, que se convirtió en figura del encuentro.

Por su parte, Yaracuyanos estuvo apunto de lograr el empate, al minuto 86, pero el arquero Domínguez salvó con una gran atajada.

Este encuentro de vuelta de la primera fase de la Copa Sudamericana se jugó en el estadio Casa Blanca, de la Liga de Quito, ante 8.000 aficionados.