<
>

River quiso más, pero no pudo con el bloqueo de Quilmes

BUENOS AIRES -- En un vibrante partido jugado en el estadio Monumental, sobre todo por lo hecho en el segundo tiempo, River Plate estuvo más cerca de quedarse con la victoria, pero falló en la definición y terminó 0-0 con un Quilmes que se bloqueó bien en defensa.

El encuentro estuvo por demás hablado durante la semana previa por el famoso artículo 225, ya que River intentó hacer jugar al suspendido Jonatan Maidana por el venezolano César González, pero la AFA finalmente le negó ese permiso.

Este viernes siguió inmerso en un ambiente caliente y áspero que terminó con las expulsiones de los directores técnicos Matías Almeyda y Ricardo Caruso Lombardi por insultarse, luego de un penal no cobrado a Alejandro Domínguez.

Con este resultado, River se convirtió en el único puntero de la Primera B Nacional, aunque este sábado podría perder el liderazgo si Instituto doblega a Rosario Central, en el Estadio Mario Alberto Kempes.

La primera parte se desarrolló generalmente en la mitad de la cancha, con River controlando la pelota, pero sin tener la profundidad necesaria para poner en aprietos a un Quilmes que le cerró los caminos y se paró de contraataque.

El equipo de Almeyda tomó la iniciativa y optó, como es su costumbre, por desbordar por las bandas con el uruguayo Carlos Sánchez y Lucas Ocampos.

Pero, a los dos mediocampistas le faltó compañía y por eso cada proyección terminó en centros instrascendentes o en disparos directos al arco.

La mejor chance de River se dio a los 46 minutos, con un remate desde fuera del área del Chori Domínguez, que el arquero Emanuel Trípodi sacó al córner.

Quilmes se agolpó bien en el fondo, le cortó a River la comunicación entre Domínguez y los volantes y trató de salir rápido en sus réplicas para tomar mal parado al rival.

El Cervecero estuvo a punto a abrir el marcador a los 39, con un cabezazo de Miguel Caneo que se fue cerca del palo izquierdo.

En esa primera mitad, River perdió por lesión a Carlos Arano (rotura de ligamento lateral externo de la rodilla derecha) y en su lugar ingresó el juvenil Leandro González Pirez.

En el segundo período el conjunto local tuvo mayor fluidez en ofensiva y puso en aprietos a la visita. A los 8 minutos, Leonardo Ponzio estrelló un disparo desde fuera del área en el poste derecho de Emanuel Trípodi.

River seguía buscando, pero no podía quebrar al rival. Además, en ofensiva ya estaba el franco agentino David Trezeguet y pasando el cuarto de hora Quilmes se bloqueó atrás y casi no atacó a Daniel Vega.

Se jugaba el minuto 24 cuando Claudio Corvalán se cruzó justo dentro del área en un momento en el que Trezeguet se aprestaba a definir. Poco después, Joel Carli le cometió penal a Domínguez, pero Pablo Lunati no lo cobró, lo que generó que Caruso Lombardi pidiera la amonestación para el Chori y luego mezclara ademanes e insultos con el diez de River y Almeyda. El árbitro por este hecho expulsó a los entrenadores y amonestó al jugador.

La última chance seria de River y del partido se dio a los 37, con un disparo de Domínguez desde afuera que arañó el palo izquierdo.