<
>

Newell's le ganó a River y se consolida en la cima del torneo

ROSARIO -- Newell's Old Boys no se apaga y esta noche se consolidó en la cima del Torneo Inicial porque le ganó a River Plate 1-0 en el Coloso Marcelo Alberto Bielsa.

Por la undécima fecha, y a un capitulo de tener que afrontar el clásico de la ciudad, el equipo rosarino fue amplio dominador, antes y después del apagón que tuvo al cotejo detenido durante 25 minutos, desde los 22 del segundo tiempo.

Precisamente, una vez que se reanudó el juego, Víctor Figueroa se hizo cargo de un tiro libre, hubo un primer cabezazo en el camino y desde una posición frontal Víctor López estableció el desnivel, favorecido porque se patinó Marcelo Barovero.

De todos modos, más allá de los merecimientos, a los 22 de tiempo adicionado, hubo un elocuente penal de Gabriel Heinze en perjuicio de Federico Andrada, que se le pasó por alto al árbitro Juan Pablo Pompei, quien estaba lejísimo de la escena y no contó con la ayuda necesaria del juez de línea. Lo concreto es que con este triunfo el equipo de Alfredo Berti le lleva tres puntos a su escolta Arsenal y seis tanto a Boca Juniors como a San Lorenzo de Almagro.

Los Millonarios, por su parte, quedaron excesivamente relegados, a doce unidades de la cúspide.

Ya en el primer tiempo Newell's fue muy superior, porque manejó la pelota y tuvo las mejores situaciones ante un River demasiado timorato y sin peso ofensivo.

A los 6 minutos, el local tuvo una chance clara porque Figueroa le quitó la pelota al colombiano Eder Alvarez Balanta en la salida y el ex Godoy Cruz avanzó por el medio del área, pero remató sin fuerza ni precisión por lo que hizo fácil la atajada de Marcelo Barovero.

A los 10 se acercó River porque Manuel Lanzini despojó del balón a Pablo Pérez en la mitad de la cancha y habilitó a Giovanni Simeone, quien a la altura de la medialuna remató muy por encima del travesaño.

Pero el elenco anfitrión seguía como dominador y, a los 19, hubo un centro de Martín Tonso desde la izquierda y Fabián Muñoz cabeceó desviado.

El propio Tonso, a los 21, entró por la derecha y tiró con pequeño margen de error, cerca del palo izquierdo de Barovero.
En cambio, River no generaba situaciones propicias y, a los 31, ante esas dificultades, Leonardo Ponzio disparo desde fuera del área, pero sin la dirección adecuada.

En el final de la etapa Newell's dispuso de dos ocasiones netas. A los 34, el capitán Lucas Bernardi, en un gran cambio de frente, habilitó a Pérez por la izquierda y el mediocampista rojinegro cabeceó tan cerca del objetivo que asustó a los riverplatenses.

A los 46 Bernardi elaboró una maniobra individual y antes de pisar la medialuna disparó apenas por arriba del travesaño.
Si se comparara lo sucedido en el primer período con el boxeo, habría que decir que a los visitantes los salvó la campana, porque por entonces el gol de los ñulistas parecía inminente.

En la segunda etapa el rojinegro dejó una vez más en evidencia su mayor capacidad, aunque River le empezó a crear sofocones en sus réplicas.

Fue entonces cuando disminuyó la luz y tras los 25 minutos de interrupción, se hizo la luz, Newell's convirtió y se aleja de sus perseguidores por méritos propios, más allá de que en la ocasión hubo un error de Pompei que terminó por ser determinante en el tanteador.