<
>

Toluca dejó en el camino a Xolos y está en la final del Clausura 2018

Fernando Uribe es el futbolista más caro del equipo con precio de más de 3 millones 300 mil dólares Imago7

TOLUCA (Iván Cañada / ESPN Digital) -- Toluca recordó cómo jugar y ganar. Los Diablos, que en toda la Liguilla se olvidaron de los triunfos, requirieron de un momento de inspiración para regresar a las buenas sensaciones, a la victoria y con ello, a una nueva Final. El conjunto escarlata cumplió con su misión y se mantiene en la pelea por el campeonato, tras vencer (4-1) a Xolos.

Después de tres partidos llenos de más dudas y complicaciones, los mexiquenses cumplieron con su cometido, dejaron los excesos de confianza de lado y jugaron como lo demostraron prácticamente toda la campaña regular para vencer a unos frustrados Xolos y colarse a su primera Final de Liga en seis años.

Los Diablos dieron una de sus mejores exhibiciones, sobre todo en la primera hora de juego. Fueron prácticos y elocuentes con sus ideas. Su presión y motivación se reflejó desde el primer minuto y el protagonista de la tarde, por partida triple, fue un inspirado Fernando Uribe, autor de un ‘Hat-trick’, que sentenció a los fronterizos.

El Toluca no perdió el tiempo. Mucho menos lo haría ante su afición que llenó las gradas y los apoyó desde antes del silbatazo inicial. Los choriceros se comieron a unos Xolos indefensos, que no resistieron ante la presión y perdieron la batalla desde el arranque de la batalla.

No pasaron ni 10 minutos y el Toluca ya ganaba el juego, gracias a un cabezazo de Uribe que dejó sin opciones a Gibrán Lajud, por mucho el mejor de los fronterizos, que de no ser por sus manos, habrían sido más de cuatro goles de los Diablos.

La frustración de Xolos fue tal que no tardó en perder la cabeza. En el campo no encontraron la manera de detener a sus rivales. El balón lo vieron pasar de un lado a otro sin una sola respuesta. No había manera de detener a los Diablos frenéticos que atacaban por igual por derecha que por izquierda, con Sambueza y Barrientos como enganches y Uribe como el goleador que todo el tiempo han esperado. El colombiano salió en una de sus mejores tardes con la casaca escarlata.

Su momento cumbre fue pasada la media hora, cuando se quedó sin marca, recibió con el pecho y remató de chilena para dar por segunda vez con las redes. La misión estaba cumplida, el Toluca solo tenía que cuidar su ventaja.

Xolos cooperó con ello después de unos minutos. Sus jugadores se desesperaron tanto ante la imposibilidad de hacer algo a cambio, que terminaron por perder la cabeza. En el primer tiempo fue Luis Ángel Mendoza y en el segundo Miller Bolaños, quien entró con los tachones por delante ante la pantorrilla de Sambueza y se fue directo a las regaderas. Fue un gesto bastante malo el del ecuatoriano.

Pese a todo ello, Xolos metió un pequeño susto con nueve hombres, gracias a un gol de Luis Chávez, pero no sirvió más que para decorar el marcador. El Toluca anotó otro par de ocasiones y sentenció su tarde perfecta para clasificarse a la Final, su primera en seis años. El próximo domingo tendrá una nueva cita en busca de un campeonato más.