<
>

El Barça quiere fichar al francés Dembélé

play
¿Qué podemos esperar de Valverde? (2:15)

El extremeño arranca una nueva etapa como DT en el Barcelona (2:15)

BARCELONA -- Ousmane Dembélé, delantero a quien el Barcelona dejó escapar en el verano de 2016 cuando el entonces delantero del Rennes prefirió fichar por el Borussia Dortmund porque consideró que tendría más protagonismo en la Bundesliga que a la sombra de la MSN, es hoy, otra vez, objetivo prioritario del club azulgrana.

¿La diferencia? Hace un año el Borussia pagó por su fichaje 15 millones de euros y hoy se valora su traspaso en cerca de 90 millones. Una locura por la que, se afirma, está dispuesto a negociar el Barça en la triple operación refuerzos con la que trabaja la secretaría técnica de Robert Fernández y que ha aparcado la opción de Deulofeu, cuyo regreso al Camp Nou se adivina cada vez más improbable.

El Barça mantiene una opción de recompra por Deulofeu con el Everton valorada en 12 millones de euros hasta el 30 de junio y dos meses después de que se diera por hecho que el club azulgrana ejercería ese derecho para incorporarle a la primera plantilla… No ha existido ningún paso en ese sentido.

El futbolista catalán, a quien pretende también fichar el Milan en el que ha jugado cedido la segunda mitad de esta última campaña, no ha recibido ninguna llamada desde el Camp Nou y sospecha que se ha convertido en una pieza secundaria en los planes de Valverde, a quien el club azulgrana habría convencido de la ofensiva por Dembélé.

El Barcelona no fue capaz de seducir a la familia de Dembélé en la primavera de 2016, cuando ya era indispensable en los planes de Rolland Courbis, que había sustituido en el banquillo del Rennes a Philippe Montanier, su descubridor y a través de quien llegaron de forma indirecta los primeros informes a las oficinas del Barça.

Su fichaje era una apuesta de futuro y entre los técnicos llegó a valorarse cerrar el fichaje, dejarle cedido en Francia hasta fin de temporada y después decidir entre cederle la siguiente (la 2016-17) a un club de mayor potencial o incorporarle al primer equipo azulgrana… Pero se presentó Thomas Tuchel en nombre del Borussia y la familia de Dembélé, bajo el consejo de su agente Moussa Sissoko, no se lo pensó: en Dortmund le ofrecían un proyecto deportivo inmediato que no se contemplaba en el Camp Nou.

CAMBIO

En este verano de 2017 la situación se entiende diametralmente distinta. El Barça estima la contratación de un delantero capaz no ya de discutir la titularidad con cualquiera sino de formar parte de unas rotaciones a las que Alcácer, el fichado en 2016, no ha podido nunca aspirar.

Y a Dembélé, frustrado por el despido de Tuchel, le seduce tanto la idea como le provoca fastidio a su club, poco dispuesto a dejarle marchar por las buenas tras convertirse en pieza indispensable junto a Aubameyang y Reus en su delantera… Pero tampoco cierra la puerta a nada.

Si el año pasado ingresó 104 millones de euros por los traspasos de Mkhitaryan, Hummels y Gundogan nada hace pensar que no pueda negociar la venta del delantero francés. Pero siempre, claro, bajo sus condiciones.

Bajo contrato hasta junio de 2021 y valorado según el portal especializado transfermartkt.com en 28 millones de euros, el Barcelona ya habría dado los primeros pasos en su fichaje. De acuerdo a lo publicado por el diario L’Equipe los dos clubes han mantenido una primera toma de contacto… Que invita al susto al descubrirse que el Borussia reclamaría un traspaso de 90 millones de euros.

A partir de aquí se entendería una costosa y difícil negociación para rebajar lo máximo posible esta cifra. Pero ahora mismo es Ousmane Dembélé el delantero al que con mayor interés persigue el Barça, que parece haberse olvidado de la opción de Deulofeu. De momento…