Fútbol
Paola Núñez | ESPN Digital 22d

Zidane esperará a Bale hasta el último momento

MADRID -- Zinedine Zidane se resiste a dar públicamente por descartado a Gareth Bale. Otra cosa es que realmente pueda contar con él para medirse al Espanyol este domingo, o que esté 100% recuperado para reportarse con Gales, para medirse a Georgia e Irlanda en la eliminatoria rumbo al Mundial 2018.

Las molestias del atacante del Real Madrid no han terminado de remitir. Lleva ya cinco días sin poder entrenar con el grupo desde que el pasado martes abandonó el terreno de juego con molestias al minuto 86 del encuentro frente al Borussia Dortmund.

Este sábado no ha sido la excepción, pues se ha limitado a trabajar en el gimnasio. Pese a su reiterada ausencia en la cancha, Zidane no ha querido descartarlo definitivamente.

Ante la creciente preocupación por el estado físico del jugador, Zinedine Zidane se ha mostrado “tranquilo”, remitiéndose a la información institucional que ha circulado de manera extraoficial desde el jueves:

Bale, afirmó el técnico, padece “una sobrecarga” y no una lesión de importancia.

El francés, que suele remitirse a la “precaución” para dar descanso a sus jugadores al mínimo asomo de dolor, señaló que no será hasta el domingo cuando decida si está listo para en convocatoria para el último partido antes del parón por selecciones, y por tanto, para asistir al llamado de Gales.

“Lo vamos a ver mañana (si entra o no en convocatoria). Es una sobrecarga, no es nada importante. No nos gusta cuando un jugador tiene una pequeña cosa y no queremos arriesgar, nada más. Mañana veremos si está con nosotros”, dijo el entrenador del Real Madrid en rueda de prensa celebrada este sábado en las instalaciones de la Cuidad Deportiva Real Madrid.

“Irá a su selección si tiene que ir; no creo que haya un problema entre el Real Madrid y su selección. Depende de su estado de forma y sus molestias. Nada más. Lo vamos a ver mañana”, agregó el entrenador francés.

El caso de Gareth Bale es, de menos, especial, por lo que tanto club como entrenador se han mostrado más ambiguos de lo habitual para explicar la ausencia del jugador.

Bale fue sometido a pruebas el jueves, pero el club se ha reservado el parte médico  pese a que, según se filtró desde la institución de manera extraoficial, revelaron que no padece lesión muscular.

Y es que el galés ha sufrido más de una decena de lesiones musculares desde que llegó a la institución y esta vez ha llegado en un momento inconveniente, por lo menos, debido a su situación. El jugador había sido duramente criticado en el inicio de campaña, cuando apenas recuperaba el ritmo después de varios meses fuera por una operación.

Zidane había pedido “paciencia” para su jugador después de que fuera pitado en su propia afición, pues esperaba que poco a poco recuperara su nivel de juego.

Perderlo en estos momentos cortaría la progresión del jugador, que empezaba a dar muestras de mejoría - fue justo en la victoria por 1-3 sobre el Borussia Dortmund, en que contribuyó con un gol y una asistencia, donde había dado su mejor actuación en la campaña.

En el dudoso caso que entre en convocatoria, difícilmente verá acción.  Teniendo en cuenta su estado actual, está más cerca de quedarse en la banca, como ocurrió frente a Alavés, partido en que entró en rotación, que de tener minutos aún en la segunda parte.

Lo normal, dadas sus molestias, sería que su nombre se sumara a los de Mateo Kovacic, Theo Hernández, Marcelo y Karim Benzema en la lista de bajas.

La incógnita con respecto a la participación de Bale, sumada a la prolongada ausencia de Karim Benzema, que aún no recibe el alta deportiva, impedirá de nuevo que Zidane utilice a la llamada BBC al completo – algo que no ha podido hacer en lo que va de la campaña.

Sin embargo, negó preocupación al respecto. “No (le preocupa tanto tiempo sin contar con la BBC). Lo más importante es que estén todos, es verdad, pero yo creo que falta poco para tener a los tres y hay que tener un poco de paciencia”, dijo. 

^ Al Inicio ^